Joel Saucedo | La Nota Noticias

Joel Saucedo


Los retos del nuevo periodismo

Los retos del nuevo periodismo


Marzo 26, 2018 00:26 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Joel Saucedo › La Nota Noticias

Joel Saucedo

Johannes Gutenberg nunca imaginó que su mayor invento: la palabra impresa, sucumbiría 500 años después, ante una revolución digital que no deja de asombrar ni de producir información generando una nueva y vertiginosa forma de ver, hacer, distribuir y ejercer el periodismo.

Actualmente, un dispositivo móvil o un ordenador, puede contener sin problema alguno y permitir el despliegue en segundos de un libro de un catálogo de 60 mil textos que se pueden consultar sin costo solo con tener acceso a Internet.

Situación similar permite el ingreso a cualquier medio de comunicación on line, en instantes antes imaginados, sin necesidad de recurrir a los arcaicos noticieros de televisión y a los diarios impresos que conforme pasan los días se distribuyen en cantidades cada vez más reducidas, en una especia de forma testimonial.

Conforme pasen los años, la brecha generacional se ampliará a grado tal que haya más periodistas digitales que tradicionales, apoyados en un mal llamado periodismo ciudadano que ha irrumpido la esfera virtual con tal fuerza que ha gestado una comunidad de lectores visuales y emprendedores que todo lo graban y lo suben a la globalizada red.

Es decir, que tanto periodistas como destinatarios de la información, han empezado a crear una aldea común digital que ha derribado las barreras de la lectura de periódicos, revistas, libros, el escucha de la radio y la manera de ver televisión.

La magia de este nuevo encuentro la ha creado el Internet con su mundialmente poderoso motor Google y redes como Twitter y Facebook, capaz de hacer, canalizar y producir todo: ser proveedor, distribuidor, receptor, emisor, canal de difusión (televisión, radio y páginas web), contenidos, centro de archivos y foro de debates. Un mundo superior al vislumbrado por el teórico canadiense Marshall McLuhan.

Internet ha erosionado desde sus raíces al periodismo tradicional. Ha creado una nueva forma de lo que comúnmente se conoce como prensa. Las redacciones como tales prácticamente han desaparecido.

Han dejado de ser centro de convivencia e intercambio de experiencias reporteriles, y han dado paso a sitios de acopio de información y periodistas on line que laboran jornadas extenuantes sin pisar la calle o tener contacto alguno con los protagonistas de la información.

Estamos en una etapa donde el periodismo tradicional se resiste a morir, pero le cuesta trabajo aceptar la irremediable evolución digital.

Se encuentra en la encrucijada de trascender o fallecer; modernizarse o seguir igual; cambiar estereotipos o continuar con esquemas anquilosados, que solo conducirán a su inexorable desaparición.

Lo dicen con claridad Jean-Francois Fogel y Bruno Patiño, en ’La Prensa sin Gutenberg’: Internet no sólo despoja a los medios de lo único que poseen, quitando al escrito el monopolio del texto y a los audiovisuales el sincronismo de la escucha, a fin de beneficiar su propio flujo, múltiple, reactivo e interactivo.

Advierten sobre el demoledor régimen del Internet: lesiona la competencia entre las formas de periodismo, ya sea escrito, audiovisual o prensa on line.

De tajo elimina las definiciones rígidas del pasado: la radio anuncia la noticia, la televisión la muestra y el diario le proporciona enfoque.

Así es como en un mismo tiempo coexisten dos mundos: el real y el virtual, pero con un esquema diferente para ejercer el periodismo en la era digital, con habitantes de distinta índole, los migrantes digitales –aquellos nacidos antes del Internet- y los nativos de ese mundo –los que nacieron con una table como almohada-.

Los retos del periodismo tanto tradicional como digital son inconmensurablemente abundantes.

¿Internet es aliado o enemigo del periodismo tradicional? Es lo primero, si se tiene el propósito de cambiar radicalmente para mudarse definitivamente al mundo del ciberespacio; es lo segundo, si los dueños de los medios, directivos y periodistas, se sienten incapaces de innovar para informar, enseñar, entretener y captar lectores visuales solo en pantallas cada vez más nítidas y fáciles de llevar consigo en el bolsillo a cualquier lugar del planeta. Esto es el nuevo periodismo.

Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.