Lupa literaria de Magda Bello: Poesía de Julio César Martínez "CHAVELA DE TLAQUEPAQUE"(De Nicaragua para México)


| Líderes Políticos

Lupa literaria de Magda Bello: Poesía de Julio César Martínez "CHAVELA DE TLAQUEPAQUE"(De Nicaragua para México)


"Con los mariachis cantamos,
celebramos con Tequila,
juntos en primera fila
de una comedia gozamos"
Julio César Martínez poeta nicaragüense

Lupa literaria de Magda Bello:
Poesía de Julio César Martínez 
"CHAVELA DE TLAQUEPAQUE"(De Nicaragua para México)

Diciembre 25, 2021 14:43 hrs.
Literatura Internacional › México
Magda Bello, Premio Internacional de Poesía, Rubén Darío, 2018. › Líderes Políticos

Julio César Martínez Matus,
Médico Cirujano, nació en Managua, Nicaragua, el 27 de Mayo de 1950.
Militó en Academia Literaria de los Institutos La Salle y San Francisco de Asís de Managua. Vicepresidente y Presidente del Centro Universitario Nicaragüense en Guadalajara y Director-Editor del  semanario universitario "Azul". Egresado de la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Guadalajara, Jalisco, México. Médico de Sala de Emergencia en hospitales de México y Nicaragua por cuarenta años.
Miembro del Círculo Literario del Adulto Mayor de Managua (CLAM).

𝗚𝗥𝗔𝗖𝗜𝗔𝗦 𝗠É𝗫𝗜𝗖𝗢
Siete años con el calor  del sentimiento humano;
siete años por el amor  asidos de la mano.
Con indómita pasión  recorrí tus caminos,
saboreando con fruición  de tus tierras el vino.,

En todos tus hogares  hallé cordial cobijo,
y en uno de tus lares  también nació mi hijo.
el consuelo a mi penar,  corona a mi tesón;
¿Cómo no te voy a amar con todo el corazón?

A ti llegué con sueños,  cargando en mi veliz
y sin fruncir el ceño, ansiando ser feliz.
El logro ambicionado,  el éxito, la paz;
en tí lo he alcanzado, con gran gozo en mi faz.

Coroné mi carrera,  mis sueños he logrado,
y a mi tierra primera, por fin he retornado.
He visto el crecimiento  de familia y de hijos;
de nada me arrepiento, ¡ Dios ha sido prolijo!

Nostálgicas canciones  me traen remembranzas;
de amantes corazones que dieron esperanzas,
después de las caídas que sufrí en el camino,
las vivencias tenidas  labraron mi destino.

Mi México querido,  mi Patria en adopción;
hoy tienes muy herido  tu amante corazón,
pues la naturaleza se ha ensañado contigo,
te trata con rudeza  a tí mi ferviente amigo.

¡Oh Dios en tu Grandeza,  mantenlo siempre firme!
erguida la cabeza, que tu Amor se confirme.
la fe que hay en su canto, la fuerza de su gente,
¡Protege con tu manto, Oh Padre omnipotente! (Escrito el 20/11/2017
Julio César Martínez Matus
Todos los derechos reservados.)


𝗖𝗛𝗔𝗩𝗘𝗟𝗔 𝗗𝗘 𝗧𝗟𝗔𝗤𝗨𝗘𝗣𝗔𝗤𝗨𝗘

Tuve un romance furioso
con una rubia aquel día;
a pesar que era bien fría,
resultó un idilio hermoso.

Era gordita, redonda,
de robusto cuerpecito;
se lo sobaba todito,
era mi mano una sonda.

Era rubia por momentos,
a ratos era morena;
desayuno, almuerzo y cena,
no limitaba el intento.

Me enamoré de su empaque
pero su esencia me hechiza,
con tacos de longaniza;
Chavela de Tlaquepaque.

Solos los dos en la mesa,
ella erguida, muy altiva,
se conserva siempre viva
en la pobreza y riqueza.

En mente siempre tendré,
al elaborar relatos,
recordar amenos ratos
que con Chavela gocé.

Por eso, a mi Chavelita
llevaré en el corazón;
no olvidaré la pasión
que en cada copa me invita.

𝗢𝗝𝗢𝗦 𝗗𝗘 𝗧𝗔𝗣𝗔𝗧Í𝗔

El sol de la primavera
es reflejado en la fuente;
Guadalajara, tu gente,
en dar amor es primera.
Al ondear de tu bandera
se asemeja el parpadeo
de Adelita en jaripeo;
mujer pupilas de fuego,
a quien con mi verso llego,
motivo de mi alardeo.

Dama de intenso mirar,
me pierdo en tus bellos lagos,
en ellos sólo divago
y me matan sin matar.
Cómo anhelo retornar
para ser por ellos visto,
si no lo hago ya no existo;
ya no hay razón de vivir,
para dejar el sufrir,
a volver no me resisto.

Sólo pido una mirada,
éso será suficiente,
para mí va a ser la fuente
de mis versos en cascada.
Cada noche y madrugada,
de pensamientos y sueños
serán los únicos dueños.
Mi vida, pasión y muerte;
será mi pago por verte,
mujer de ojos risueños.

𝗟𝗔 𝗖𝗥𝗨𝗭 𝗗𝗘 𝗚𝗨𝗔𝗗𝗔𝗟𝗔𝗝𝗔𝗥𝗔
Es una perla preciosa
en una extensa llanura,
regada por la frescura
de sus fuentes majestuosas.
Con sus jardines de rosas,
cuando el sol dora sus calles,
los más mínimos detalles
asombran al habitante
lo mismo que al visitante;
nada le envidia a Versalles.

Nos dió su Cruz resplandor
en el histórico centro,
escenario del encuentro
a diario con el amor.
No encontrando otra mejor
atmósfera para amarnos,
con mil besos nos jurarnos
promesas de amor eterno;
recuerdo que fué un invierno,
que decidimos atarnos.

Me recuerda en las canciones
sus tardeadas tan cordiales,
los compromisos sociales,
Catedral por corazón.
Creo, y con mucha razón,
que aunque ha sido muy cantada,
no ha sido bien ponderada
su belleza  sin igual;
¡Qué linda es la capital
de Jalisco en su alborada!

Templo de San Agustin
escuchó tantas promesas,
de nuestras citas traviesas
en tan fugaz interín.
A bordo de un calesin
recorrimos la avenida,
allí quedó nuestra vida,
impregnada en cada losa,
cada fuente, cada rosa
por nuestro amor conocida.

Con los mariachis cantamos,
celebramos con Tequila,
juntos en primera fila
de una comedia gozamos.
Con versos engalanamos
cada cita, cada encuentro,
que tuvimos en el centro
de esta preciosa ciudad,
que con su universidad
he llevado tan adentro.

@𝗝𝘂𝗹𝗶𝗼 𝗖é𝘀𝗮𝗿 𝗠𝗮𝗿𝘁í𝗻𝗲𝘇 𝗠𝗮𝘁𝘂𝘀
𝗧𝗼𝗱𝗼𝘀 𝗹𝗼𝘀 𝗱𝗲𝗿𝗲𝗰𝗵𝗼𝘀 𝗿𝗲𝘀𝗲𝗿𝘃𝗮𝗱𝗼𝘀.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Prepa en un examen Colbach

Termina tu preparatoria en solo cuatro meses y en línea con el examen único Colbach.
cursoceneval.com.mx
Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.