José García Sánchez | diarioalmomento.com

Postigo

José García Sánchez


Margarita y los panistas

Margarita y los panistas


Marzo 14, 2018 22:02 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Sánchez › diarioalmomento.com

Una parte de quienes recolectaron firmas para que Margarita Zavala sigue militando en el PAN. La forma de allegarse firmas era poco ortodoxa, solicitaban a amigos, conocidos, familiares y vecinos la credencial de elector y no la soltaban hasta que el interlocutor formaba parte de los simpatizantes de la ex primera dama.

Técnicamente la incorporación de los simpatizantes de Margarita que fueron casi forzados era limpia, aunque un tanto intimidatoria. Eso no vale para efectos de invalidación de firmas. Ella no necesitaba una ayuda que surge espontánea y muere espontánea. Contó con un ejército de trabajadores a sueldo a quienes despidió sin más explicación que: se acabó. Algunos trataron de demandarla laboralmente otros, simplemente derramaron una lágrima porque no volverían a verla tan cerca como todos esos días.

Las violaciones laborales a miles de mexicanos quedaron impunes en este proceso de recolección de firmas.

Esos panistas que dejarían el partido en cuanto Margarita Zavala se inscribiera como candidata a la Presidencia de la República no abandonan aún la militancia.

Conocedores del estatuto de su partido los panistas que ayudaron a Margarita sabían que podían ser sorprendidos por otros recolectando firmas, conocía de memoria el argumento que debían utilizar en ese precio momento. Los estatutos hablan de que puede castigarse, hasta con la expulsión del partido a quienes coadyuven a la campaña de un candidato de otro partido u organización y hasta la fecha Margarita Zavala sólo es precandidata, ya que solicitó su registro que le será otorgado una vez que se hayan revisado las anomalías detectadas por el INE a ella, El Bronco y Piter.

Dichas anomalías rebasan el 10 por ciento de las firmas recaudadas, de otra manera no se les supervisaría. De ahí que la supuesta diáspora de panistas hacia la campaña de Margarita Zavala tendrá que esperar; sin embargo, todo hace suponer que no sucederá.

Los efectos de desacreditación de la imagen de Ricardo Anaya provenientes del gobierno federal, sólo movieron los sentimientos de los panistas que querían abandonar el PAN con la simple aparición de Zavala en las instalaciones de Viaducto Tlalpan del INE. Unos se quedaron por coraje contra el poder, otros por lástima, los menos por convicción o simpatías personales con el ex líder nacional de su partido.

Nada se movió en el PAN cuando Margarita a voz en cuello exaltó su figura como la primera candidata independiente en la historia del país, en solicitar su registro y reiterar que no necesita de los recursos públicos para financiar su campaña, lo cual habla de lo buenos ahorradores que son los esposos Felipe y Margarita.

A pesar de que se había previsto que aparecerían los panistas que en ese momento, provenientes de sus oficinas y la acompañarían a festejar nunca llegó nadie más que los que habían arribado con ella. Sus palabras podían escucharse con micrófono a pesar del alarde de tecnología desplegada en ese lugar: ’Estoy por los mexicanos que nos dieron su apoyo, por los ciudadanos que salieron a las calles a luchar, para quienes me acompañan física y espiritualmente, a quienes participaron en este ejercicio cívico y a quienes forjaron esta candidatura’.

Mal empieza el proceso de registro como candidata independiente de Margarita Zavala rumbo a la Presidencia de la República, donde en las más optimistas encuestas no llega al 3 por ciento de la intención del voto de los mexicanos.

A la explanada del INE no asistieron más de 100 personas entre asistentes, equipo de campaña, simpatizantes y curiosos. Se esperaban más. Las grandes pantallas, los magnavoces, las pancartas, las bocinas así lo demostraron. Sobraron pancartas.

El PAN tiene una estructura frágil como partido, carece de militancia, de raíces sociales y sus delegados no saben a ciencia cierta hacia dónde encaminarán sus pasos, su apoyo y su voto.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.