Fallas en la diplomacia

Maullidos Urbanos

Gato de barrio

Maullidos Urbanos

Gobierno

Noviembre 13, 2020 12:57 hrs.
Gobierno Estados › México Estado de México
Gato de barrio › Informativo Nacional

La elección presidencial estadounidense generó inesperadas repercusiones diplomáticas en la política mexicana, donde el mandatario Andrés Manuel López Obrador externó una vez más sus rencores personales que superaron su instinto político, por no emitir un reconocimiento al ganador sin que sus consecuencias puedan ser definidas en estos momentos.

Si bien los resultados de los comicios donde se enfrentaron Joe Biden y Donald Trump tardaron en definirse varios días, finalmente favorecieron al candidato del partido Demócrata, lo que disgustó al todavía presidente norteamericano, quien incluso en su defensa denunció un fraude electoral, pero sin demostrar pruebas, solo sus dichos.

El problema es que una vez definido al ganador, de inmediato líderes de varias naciones expresaron sus felicitaciones a Biden, desde el canadiense Justín Trudeau hasta el venezolano Nicolás Maduro, entre otros, pero en cambio los menos se abstuvieron como fue el caso de López Obrador, bajo el argumento de no entrometerse en la política de otras naciones.

Desde el primer momento el mexicano expresó que esperaría hasta conocerse el resultado definitivo y legal; recordó que a él le ’robaron’ las elecciones de 2006, donde perdió por menos de un punto porcentual y sin un anuncio oficial, mandatarios de varios países felicitaron al ganador, el panista Felipe Calderón Hinojosa, lo que le molestó profundamente.

Ahora, prefirió no expresar su reconocimiento a un proceso electoral cuyo resultado no era el que esperaba, ya que su favorito era Trump por considerar que existe una buena relación para sus intereses personales y políticos, incluso ordenó a todo el cuerpo diplomático mantenerse al margen de algún posible reconocimiento en favor de Biden.

Su molestia llegó al grado de evitar una comunicación que buscó el equipo del presidente electo, lo que generará molestias entre miembros de la futura administración norteamericana y esa negativa no será fácilmente olvidada.

Mientras que funcionarios federales e integrantes de Morena han evitado emitir sus felicitaciones, el bloque de gobernadores opositores a López Obrador y Eduardo Ramírez Aguilar, presidente del Senado, si felicitaron al virtual electo presidente estadounidense.

Definitivamente Biden deberá ser reconocido como el sucesor de Trump y asumir el poder el próximo 20 de enero, pero a López Obrador le costará mucho trabajo reparar no solo el malestar, sino un incalculable daño causado con sus actitudes antidiplomáticas, pero por el beneficio de la nación y de los mexicanos, será necesario que realice un excelente trabajo.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.