Tras la puerta del poder

Mientras Manuel Bartlett y el gobernador pelean, Tabasco sufre la peor inundación

Roberto Vizcaíno

Mientras Manuel Bartlett y el gobernador pelean, Tabasco sufre la peor inundación

Periodismo

Noviembre 12, 2020 17:10 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Roberto Vizcaíno › guerrerohabla.com

A los tabasqueños nadie les avisó que iban a soltar el agua. Por recomendación de Manuel Bartlett, con la aprobación de Andrés Manuel López Obrador -ábranle poquito a poquito, les dijo el Presidente a los técnicos- se levantaron las compuertas de la presa Peñitas y se inició la inundación.

Eso comenzó el jueves 5, hace justo ya una semana. Abajo, en la amplia planicie de tabasco, donde se localizan Villahermosa y la mayoría de las poblaciones, los casi 2 millones 500 mil tabasqueños ni se lo imaginaban.

Desde la Ciudad de México, en Palacio Nacional, la decisión se tomaba bajo un ’mal cálculo’ técnico.

Porque fue un error abrir las compuertas la primera vez, y mantenerlas abiertas los siguientes días, reconocen ahora, sin el menor pudor, López Obrador y Manuel Bartlett.

Los técnicos de CFE y Conagua les dijeron que llovería más de lo que finalmente cayó y entonces ellos ordenaron levantar las compuertas y dejar salir el agua en un torrente que sólo se había visto en las inundaciones de Tabasco, de octubre de 2007, cuando al igual que hoy todo se lo cargó el agua y dejó en la ruina a cientos de miles, casi un millón de habitantes afectados, indican las crónicas de entonces.

Muchos más que ahora.

La cuestión, pues, es que las inundaciones iniciales fueron decretadas por el propio presidente López Obrador y ejecutadas por Bartlett, como director de la CFE. Por ’un mal cálculo’, aceptan.

¿Incapacidad? ¿Irresponsabilidad? Algo o mucho hay de eso, depende cómo se mire el asunto.

Así las cosas, y cómo el gobernador tabasqueño morenista Adán Augusto López no puede arremeter contra su amigo, padrino político y paisano Andrés Manuel López Obrador, entonces lo ha hecho contra Manuel Bartlett, director de la CFE, a quien exige indemnizar a los afectados.

Pero Bartlett dice que le dan risa las demandas del gobernador, a quien considera un torpe al tiempo que responde que él ¿por qué? Va a pagar nada. Y apunta con el dedo y la mirada al jefe de ambos, a López Obrador, quien avaló y dio luz verde al desfogue de aguas.

Irritado, el gobernador afirma que Bartlett es un ’cínico… y criminal’.

Adán Augusto López no nada errado, porque hay ya unos 200 mil afectados directos de las inundaciones, y hay varios muertos.

Todo por una decisión tomada dentro de un ’mal cálculo…’.

O sea…

Enterado de los dimes y diretes, de las acusaciones y descontones verbales y mediáticos entre Bartlett y el gobernador, el presidente López Obrador, jefe administrativo y político de uno y otro, pero al fin el responsable del desastre, ha terminando diciendo que:

’… yo no me quiero meter en eso… se trata de una pasión política, porque así son los tabasqueños’, eludió.

Y responsabilizó del choque entre los dos funcionarios a que algunos medios de comunicación le traen ’ganas’ a Bartlett.

’Es que hay diferencias, al licenciado Bartlett le ha tocado ordenar todo el desorden o el saqueo que había en la CFE y le tienen ganas … algunos medios’

¿Perdón?, ¿cómo que no se quiere meter en eso si él es el responsable directo, político y administrativo, gubernamental? Esto no sólo es resultado de sus instrucciones y de su aceptación, sino dentro de su régimen.

Obvio, él tiene ’otros datos’ sobre su responsabilidad. Y ante la insistencia de un reportero sobre las consecuencias de decisión basada en ’un mal cálculo’, dijo en su mañanera de ayer que:

’… yo tengo un tribunal que me juzga, es mi conciencia… (y yo) tengo mi conciencia tranquila… no podría dormir’.

Así qué…

La inundación inicial, el fallo técnico sobre las lluvias, la afectación que llega en muchos casos de los 200 mil tabasqueños afectados a la pérdida total de sus viviendas y bienes, a la muerte en otros, son muestra inocultable de la ineptitud, el cinismo, la imprudencia criminal de su gobierno.

La confrontación pública entre el gobernador y Bartlett y su señalamiento de que él no se quiere meter en ’eso’, evidencia falta de liderazgo.

Su ausencia de Tabasco, su estado natal, lugar del desastre, y su evasión a convivir y escuchar a los afectados, nos revelan que no tiene empatía con los miles de víctimas de la inundación provocada inicialmente por su decisión.

Los tabasqueños terminaron finalmente de conocerlo y por donde quiera advierten que su voto no será para él ni para nadie de Morena en la siguiente elección.

No pocos juran otros tipos de respuesta. Y es que miles lo perdieron todo.

Continúa la caída económica

A nadie sorprendió el informe de ayer de Inegi que reporta ahora una caída del 7 por ciento en la producción industrial de México y la disminución de producción y consumo de agua, energía eléctrica y gas en el sector de la producción. Una cosa va ligada a la otra.

Donde el reporte es un verdadero desastre, es en el sector de la construcción, un área donde se refleja el avance o deterioro económico no en México, sino en el mundo entero por ser el que más empleos y consumos produce.

Pero lo que prefigura el verdadero escenario del caos es en el ya más que adelantado aviso de que se va el segundo secretario de Hacienda del régimen de la 4T, Arturo Herrera.

Esto, según lo reportó ayer el enterado columnista Darío Celis, en El Financiero, es porque el sucesor de Carlos Urzúa, al parecer va a una vacante a nivel de dirección en el Banco Mundial en Washington.

Herrera huye antes de iniciar la aplicación del calcutiano Presupuesto de Egresos de 2021 que trae tantos recortes que parece más bien una pequeña cobija de parches mal hechos.

Apenas entre en operación comenzarán las quejas y movilizaciones de reclamo al gobierno.

¿Quién lo sustituirá? ¡Uy!, dicen que Raquel Buenrostro o Rogelio Ramírez de la O. un economista serio, enterado, pero absolutamente desconocido en el medio financiero internacional al igual que la titular del SAT.

Ahora sí, que Dios nos agarre confesados.

La bola envenenada de la paridad del INE

A fines de la semana anterior, sin aviso previo alguno, los consejeros del INE decidieron que ’los criterios de paridad de género’ se deberán aplicar al menos en 7 de las 15 entidades donde habrá renovación de gobernadores en el proceso de 2021.

Por lo tanto, en esas 7 entidades (no determinadas aún), sólo habrá candidatas, se indicó.

La decisión por 9 contra 2, se tomó bajo la consideración de que si no hay gobernadoras, es porque los partidos no postulan mujeres. Y el INE, si bien no debe legislar, indicó Lorenzo Córdova, presidente del INE, ’sí adopta medidas afirmativas que contribuyen a concretar en los hechos el mandato constitucional de una contienda electoral en condiciones de equidad, certeza, transparencia y legalidad’.

El tema hizo chuza entre los senadores egresados de las facultades de Derecho. Entre otros en Ricardo Monreal, quien tiene un doctorado en derecho constitucional y en Eduardo Ramírez, presidente del Senado.

Ambos, junto a otros, consideraron que el INE se excedió en facultades y entró en el espacio del Legislativo. Y decidieron impugnar ante el Tribunal Electoral. Pero pronto se dieron cuenta que hacerlo levantaría el rechazo de las senadoras, quienes no tardaron en señalar que el Senado no debería ir contra el derecho de la paridad de género en la postulación de candidatas a gobernador.

Los senadores les indicaron que no era una acción machista o misógina, sino de respeto a la Constitución. No las convencieron del todo. Ya quedó ahí sembrado un encono entre unos y otras, gracias al INE.

[email protected]
www.endirecto.mx
@_RVizcaino
facebook.com/rvizcainoa


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.