En las nubes

No tengamos miedo

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

No tengamos miedo

Periodismo

Junio 28, 2020 22:46 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo, afirma: › guerrerohabla.com

No pedimos nacer. No sabemos vivir. No queremos morir.
A propósito, una viejita, ya muy mayor, asistía todas las tardes al templo para orar y pedir al Altísimo, terminar su vida.
’Señor, preguntaba por horas ’Cuándo me llevas’.
Obligaba al sacristán a permanecer hasta muy noche en la iglesia.
Se lo confió al párroco. Y éste, sutilmente le aconsejó:
’Mira esta tarde, cuando llegue la dama y comience su petición, desde detrás del púlpito, sin que te vea, con voz fuerte, de trueno, le dices
’MAÑANA’.
Al escucharlo, respondió la mujer:
Tan pronto. Señor.
Así nos pasa. Ni modo. Y luego nos quejamos.
Como el burro.
A propósito.
Mientras Dios creaba el mundo, comenzó a dar el nombre a los animales: Tu gallina. Tu caballo. Tu perro y así sucesivamente.
Y tú te llamarás burro.
Y siguió dándoles nombre.
Después de un rato el burro le pregunta:
Cómo me llamo yo.
Y Dios le dice:
Burro
Y así cinco veces más sigue con la misma pregunta
Cómo me llamaba yo.
Burro, idiota, le dice.
Y el animal le responde:
’Apenas me aprendía el nombre y ahora me dices también el apellido paterno’.
Cualquier semejanza es pura casualidad. Nadie del circo de las tres pistas, se dé por aludido.
Muchas personas tienen un mal concepto de la llegada a la tercera edad, sin saber que es precisamente en este periodo donde inicia una nueva forma de vida y se presentan nuevas oportunidades para pasar más tiempo con nosotros mismos y conocernos mejor.
Envejecer presenta muchos beneficios.
La madurez, la experiencia y la sabiduría.
Todos recordamos que cuando éramos niños y nos divertíamos, a menudo nos olvidamos de comer o dormir.
Creo que podemos mantener esa actitud como adultos también.
Lo mejor es no cansar al cuerpo con demasiadas reglas, tales como la hora del almuerzo y la hora de acostarse.
Doña Jessica Quiñonez-Rafaeli, fiel redactora de textos nos amplía nuestro comentario, así:
Muchas personas mayores abandonan el ejercicio, y solo el 30% de las personas mayores de 65 años informan que tienen un estilo de vida activo.
Argumentamos que la forma en que pensamos sobre hacer ejercicio en la tercera edad es la culpable.
Dado todo lo que ahora sabemos sobre los beneficios del ejercicio, estas falsas creencias tienen que desaparecer.
Es importante planear un lugar seguro en el cual vivir cuando se llega a la tercera edad, esto te permitirá lograr una mayor independencia dentro de las mejores posibilidades.
El lugar debe ser además de muy seguro, ser cómodo y en el cual te puedas mover con facilidad.
Pocas o raras veces planeamos el lugar donde pasaremos nuestros últimos años, así que es importante seguir estos consejos.
El yoga, especialmente el yoga restaurativo, también puede ofrecer una amplia gama de beneficios para la salud: hacer maravillas físicas y psicológicas.
Las personas mayores, que a menudo luchan contra el dolor, el estrés articular, el desequilibrio, la osteoartritis y otras limitaciones físicas, pueden beneficiarse de la incorporación de una práctica de yoga en su rutina diaria.
Una vez que se llega a esta etapa de la vida es importante tener en cuenta ciertos aspectos para poder vivir a plenitud la tercera edad. Estos sencillos consejos te ayudarán a cuidar mejor de ti y de los tuyos
A medida que comenzamos a menguar, los signos de envejecimiento se hacen cada vez más evidentes, pero hay muchas maneras de combatirlos.
Y bailar podría ser la mejor.
[email protected]


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.