Palacio

Otra mancha al tigre

Mario Díaz

Otra mancha al tigre

Política

Febrero 05, 2021 11:06 hrs.
Política Nacional › México Tamaulipas
Mario Díaz › Líderes Políticos

PALACIO
Por Mario Díaz

Otra mancha al tigre

- Policías estatales masacraron a guatemaltecos
- No les valió la ’limpia’ de casquillos en la escena del crimen
- Doce elementos detenidos por su presunta responsabilidad

FINALMENTE, las indagatorias confirmaron la hipótesis, y fueron agentes de la Policía Estatal de Tamaulipas quienes participaron en la masacre de 19 personas en un paraje rural de la ciudad de Camargo, Tamaulipas, el pasado 22 de enero. La fiscalía estatal mantiene bajo resguardo a doce uniformados por su probable responsabilidad en el asesinato múltiple.

Durante las primeras investigaciones por parte de la autoridad ministerial tamaulipeca resultó sospechoso que en la escena del crimen no se encontraron los casquillos percutidos de 113 orificios que presentaba el vehículo calcinado con los cuerpos a bordo.

Hasta ese momento, hipotéticamente, tal parecía que las personas que abrieron fuego recogieron la evidencia que podría identificar armas de cargo, por lo que se sospechaba de una corporación oficial armada como probable responsable de la masacre de ciudadanos mexicanos y guatemaltecos.

Sin embargo, en la brecha del Rancho Piedra los investigadores localizaron entre los matorrales 11 casquillos percutidos de rifles de asalto AR-15 y AK-42, armas que se encontraron calcinadas en el interior de la camioneta Silverado cabina y media.

Se presume que sicarios del crimen organizado custodiaban hacia el río Bravo la unidad motriz con los indocumentados y que, en un momento dado, fueron interceptados por los agentes estatales tras una corta persecución, iniciándose un intercambio de fuego.

De acuerdo al mapa delincuencial, en esa región operan sicarios pertenecientes al Cártel del Noreste y del Cártel del Golfo. La masacre ocurrió a escasos 500 metros de la línea divisoria de Nuevo León y Tamaulipas.

Las pesquisas de la fiscalía tamaulipeca han determinado que esa noche un convoy de seis camionetas se dirigían a la frontera natural entre México y Los Estados Unidos, pero que, ante la falla de un vehículo tres siguieron su marcha, evadiendo a los agresores, lo mismo otro más de los rezagados, cuyos tripulantes huyeron entre el monte al escuchar la balacera.

El múltiple asesinato que se comparó con la masacre en San Fernando, Tamaulipas y la matanza en Caderyta, Nuevo León, con la diferencia que en los hechos en Camargo fueron policías estatales los responsables y en los casos anteriores, sicarios al servicio del crimen organizado.

La ’limpia’ de casquillos percutidos de las armas asesinas fue la principal sospecha que hizo suponer a los investigadores que los responsables se auto-protegieron para evitar la identificación de sus armas de cargo.

El modus operandi de los sicarios al servicio de los diferentes cárteles de la droga no se caracteriza por recoger los cascos vacíos de sus municiones al término de sus enfrentamientos o ejecuciones.

Al margen de lo que arroje la investigación ministerial, lo que salta a la vista es que la violencia sigue siendo el talón de Aquiles del gobierno de la Cuarta Transformación, a pesar de los informes oficiales y estadísticas en las conferencias mañaneras.

La actividad delictiva del crimen organizado y la necesidad de ciudadanos por buscar trabajo allende el Bravo para mejorar las condiciones de vida de sus familias en ocasiones se combinan y arrojan un final trágico que corta de tajo la esperanza del ’sueño americano’.

DESDE EL BALCÓN:
I.-En los municipios de Reynosa, Río Bravo y Matamoros en el noreste de la frontera tamaulipeca la situación política podría complicarse para el Partido Acción Nacional.
MAKI ORTIZ, alcaldesa de la petrolera población, no quedó nada contenta con el trato que le brindó el PAN-gobierno a la hora de la repartición de las precandidaturas para el próximo proceso.

En Río Bravo, el electorado aún vincula al eventual candidato albiazul, el ex perredista MIGUÉL ÁNGEL ALMARAZ MALDONADO, con el asesinato del muy querido ex alcalde en esa comunidad, JUAN ANTONIO GUAJARDO ANZALDÚA.
En cambio, en Matamoros, la tierra de Rigo Tovar, la ’talacha’ panista deberá ser bastante generosa para sacar adelante el proyecto político de la diputada local IVETT BERMEA VÁZQUEZ, quien, bajo las siglas del PAN, pretende suceder a MARIO ALBERTO LÓPEZ HERNÁNDEZ en el ayuntamiento de ese puerto fronterizo.

Y hasta la próxima.
[email protected]


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.