Redacción | NoticieroNaucalpan.com.mx

Pan y circo fue lo que dejó el segundo debate presidencial


Sin propuestas concretas los candidatos presidenciables

Mayo 22, 2018 04:12 hrs.
Política Nacional › México Estado de México
Redacción › NoticieroNaucalpan.com.mx

Este domingo se llevó a cabo el segundo debate presidencial, realizado en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), donde los temas tratados fueron: economía, corrupción, seguridad, migración y desigualdad social; en el cual, el gran ganador fue la incertidumbre que afrontaran los mexicanos a la hora de emitir su voto este 1° de julio.

Por primera ocasión en un debate hubo participación de la ciudadanía, la cual realizó algunas preguntas a los cuatro aspirantes a la presidencia de la República; Jaime Rodríguez Calderón fue el encargado de abrir el debate, donde lo más relevante fue pedir que los candidatos del PRI, Frente por México y Morena se dieran un abrazo; irónicamente, ’El Bronco’ llamó a sus rivales a ser más humanos, pero reafirmó que cortará las manos a los delincuentes.

Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade se enfocaron en contestar brevemente los temas sobre la relación política que se vive entre México y Estados Unidos, la manera en que enfrentarían a Donald Trump, el tema de los migrantes e inmigrantes y sobre la situación de los más de 690 mil ’dreamers’ en el país vecino.

Sin respuestas concisas y con pobres propuestas, como bajar los impuestos y la gasolina en las zonas fronterizas del país, erradicar la corrupción, fortalecer el campo, entre otras cosas, los tres candidatos prefirieron continuar con sus acusaciones y denuncias, en cuanto el tiempo se los permitía; la situación cómica de la noche fue para AMLO, quien trató de esconder su cartera cuando fue abrazado por Anaya.

El candidato de Morena también aprovechó su tiempo para insultar al aspirante de la colación PAN-PRD-MC, quien lo llamó ’canallín’, ’Ricky Riquin’, ’mentiroso y farsante’; por su parte Anaya contestó las agresiones de López Obrador en un tono retador y con tintes de buscar en todo momento a su rival más fuerte.

El segundo debate no dejó un ganador, mostrando la falta de perspicacia y destreza de todos los aspirantes, para afrontar un compromiso de tal envergadura, el cual está planeado para que los candidatos mostraran sus mejores acciones en caso de llegar a ser presidentes.

El evento concluyó con más indecisión que con claridad, dejando a la población mexicana con más dudas sobre su política, su gobierno y sus candidatos; cabe destacar que ningún candidato aceptó a renunciar a los 12 millones de pesos de su campaña, propuesta realizado por los candidatos independientes.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.