Alex Sanciprián | Mixteca News

’Para transformar al país, debemos sumar y multiplicar ideas, esfuerzo y convicciones’, Gabriela Salazar


En el marco de la realización del Primer Encuentro de Expertos y Líderes de la Agricultura y Recursos Naturales, que se desarrolló en la Mixteca Oaxaqueña, ha quedado establecida la opción de contribuir a una propuesta que erradique la pobreza.

Abril 09, 2018 13:46 hrs.
Agricultura Municipios › México Oaxaca / San Miguel Tulancingo
Alex Sanciprián › Mixteca News

Texcoco, Edomex.- Crecer en la adversidad o de cómo sí son realizables ciertas utopías.

’Aprender Haciendo’, como viabilidad de capacitación de un taller práctico para los productores agrícolas, por ejemplo.

La realidad es una construcción social. Un modo de entender y asumir y desarrollar, y transformar ámbitos propios y colectivos.

Crecer en la adversidad es, literalmente, ’sembrar suelo’, retener el agua de lluvia, conseguir productivos rendimientos de frutales y hortalizas en sitios donde, ancestralmente, habita la pobreza extrema al lado y dentro de las comunidades que configuran la Mixteca Oaxaqueña.

Las utopías posibles ocurren también como una construcción ambiental. Ahí está la majestuosa jacaranda en flor que miras en el camino, en el sendero mixteco que te lleva a San Miguel Tulancingo. Precisamente, a la altura del Rancho Arenal. Y ahí está, ahora mismo, su espléndida alfombra morada y sus flores de acero inolvidable.

Es una jacaranda en flor que deslumbra a quien transita por los agrestes caminos de la Mixteca Oaxaqueña. Y son varias que te salen al encuentro por ahí.

La pobreza rural en Oaxaca mueve a la indignación. Vulnera el espíritu.

Sin embargo, existen y se desarrollan proyectos productivos, de desarrollo compartido, más allá de la esfera oficial.

En días pasados, en el municipio de San Miguel Tulancingo, de Oaxaca, comunidad donde se han desarrollado la mayoría de proyectos que contribuyen al desarrollo social, económico, y al aprovechamiento integral de los recursos naturales, se ha llevado a cabo un ejercicio de reflexión e intercambio de experiencias y propuestas.

Además, se efectuó un recorrido de campo a donde se encuentran en operación los citados proyectos, de tal manera que se discutió la naturaleza de un documento denominado ’Análisis y Propuestas Básica para el Desarrollo del Campo Mexicano’, elaborado por el doctor Raúl Nieto Angel, el ingeniero Emigdio López Avendaño, y la bióloga Edelmira Heras Sánchez.

La estrategia es convertir ese debate, ese documento en una viable alternativa para la propuesta de Gobierno 2018-2024.
Así las cosas, se realizó el Primer Encuentro de Expertos y Líderes de la Agricultura y Recursos Naturales.

Fue un evento de propósitos bien definidos, factibles, encaminados a diseñar, de forma colectiva, una propuesta seria y profesional para el sector rural oaxaqueño.

Trascendió que, precisamente, el eje rector de dicho encuentro de personajes vinculados a las tareas del campo es para establecer una propuesta de acción a los actores políticos.

Se trata de un proyecto diseñado en las parcelas, en los huertos, en los ejidos y las comunidades, acorde a la realidad rural para que se comprometan con él, y lo impulsen.

Fue un punto de encuentro donde quedó establecido que los programas asistenciales oficiales promueven el conformismo, y es por ello que deben enfocarse las voluntades hacia novedosas vocaciones para el campo.

Fue un repaso a la conveniencia de fomentar el cariño por el trabajo campirano y el cuidado de los recursos naturales.

Fue una discusión de cómo sí es posible disminuir la emigración y la pobreza, con trabajo, con método y objetivos específicos.

Fue la ocasión propicia para reiterar la conveniencia de disminuir la dependencia alimentaria y hacer del campo una actividad digna, y con plusvalía para todos.

Para el debate se interpusieron en la mencionada reunión siete principios para un exitoso desarrollo rural oaxaqueño:

1.- De cada condición ambiental, de su adversidad, hacer un potencial.
2.- No habrá desarrollo global, de no existir desarrollo local.
3.- Comunidad que produzca sus propios alimentos, que sea autosuficiente y además pueda comercializar parte de los excedentes, será una localidad sustentable y con soberanía alimentaria.
4.- Sin agricultura, nada.
6.- El siglo XX fue de los energéticos. El XXI será del agua, y la alimentación, además de los biocombustibles.
7.- Al desarrollar el campo se mitiga el cambio climático.

¿Y cómo hacerle?

Los expertos, los auténticos protagonistas del campo oaxaqueño consideran la necesidad de llevar a cabo once aspectos:

1.- Almacenamiento y aprovechamiento del agua de lluvia.
2.- Conservación del suelo.
3.- Activar agricultura de conservación.
4.- Fortalecer la agricultura protegida (invernaderos).
5.- Recuperar frutales adultos y abandonados.
6.- Auspiciar la fruticultura intensiva y sustentable, preferentemente de especies nativas.
7.- Instaurar ganadería intensiva y estabulada.
8.- Fomentar agricultura urbana y familiar.
9.- Restauración forestal y su aprovechamiento.
10.- Desarrollar empleo temporal y efectivo extensionismo rural.
11.- Consolidar la identidad y arraigo del estudiante oaxaqueño con sus comunidades de origen.

La activista y líder del Círculo de Mujeres Mixtecas, Gabriela Salazar, refirió que ’para transformar al país, cada uno desde nuestras trincheras debemos sumar y multiplicar ideas, esfuerzo y convicciones.

Entre otras personas, participaron en este evento Jesús León Santos, Premio Goldman; Heriberto López Antonio, representante de FAO; Evaristo Oswaldo Ramírez, también de FAO; Maribel López, del Centro del Desarrollo Integral Campesino de la Mixteca.
Los anfitriones fueron el doctor Raúl Nieto y el Círculo de Mujeres Mixtecas.

Una sombra y regresar del sueño:
Acariciante sol, alguien recuerda.
Detener tiempo; cielo oaxaqueño
Refugio sur, senda atesorada.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.