Lectura política

Perversión de seis

Noé Mondragón Norato

Perversión de seis

Periodismo

Enero 06, 2021 22:51 hrs.
Periodismo Nacional › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

Hay dos actores políticos a los que les vendría bastante bien, que el llamado Toro sin Cerca ―y que ahora aparece cercado―, Félix Salgado Macedonio, no sea ungido como candidato a gobernador por el Morena: el ex delegado del Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros. Y el senador priista Manuel Añorve Baños. Hay pistas muy obvias que permiten atar los cabos.
IMPUNIDAD, TRAMPA O LEY. – De pronto, la denuncia por abuso sexual contra Salgado Macedonio que descansa plácidamente en la Fiscalía General del Estado (FGE) se reactivó. Justo cinco días después de que el calentano fue declarado ganador de la encuesta del Morena. Y se desató haciendo precampaña. De ahí se lee lo demás: 1.- El ex fiscal Xavier Olea Peláez salió de su prolongado anonimato. Solo para remarcar y embarrar a dos actores políticos: al gobernador Héctor Astudillo. Y al propio Félix Salgado. Del primero, aseguró que tuvo conocimiento de la denuncia por abusado sexual. ’Quien maneja las cuestiones políticas del estado me pidió no proceder contra Salgado Macedonio’. Es decir, que Astudillo protegió al actual precandidato a gobernador por Morena. Por eso, el propio mandatario estatal tuvo que asumir su propia defensa: ’Olea Peláez es más hábil para el escándalo que para el derecho. Esté metido en un escándalo y alguien lo está contratando’, dijo. El punto es que Héctor Astudillo es el gobernador. Y como tal, pudo haber frenado la carpeta de investigación contra Félix. O darle curso. Por otro lado, a Olea Peláez le dieron cuerda en la coyuntura, para bajar los bonos del Toro Cercado. Y ahí las pistas están enfocadas justamente, hacia Pablo Amílcar y Manuel Añorve. Cualquiera de los dos pudo empujar mediáticamente al polémico abogado, quien renunció a la Fiscalía en 2018 no solo en medio de señalamientos de ineficacia, sino con la animadversión política abierta del gobernador. 2.- El delito que se le endosa a Félix Salgado no prescribe. Así y pese a que la carpeta de investigación por abuso sexual se abrió en 2016 y se ratificó en 2017 ante la Fiscalía General del Estado (FGE), continúa vigente. Y era deber del senador con licencia no mentir —uno de los preceptos de la Cuarta Transformación― y aclarar a profundidad el asunto que le quema los aparejos. Pero en la conferencia de prensa del pasado lunes 5 de enero, abordado sobre la declaración hecha por Xavier Olea, respondió lacónico: ’No voy a responder absolutamente nada’. Y con eso, dejó en claro que toda la barahúnda mediática que lo persigue forma parte de la guerra sucia electoral, pero también confirmó que es cierto el delito que se le atribuye. 3.- El gobernador Héctor Astudillo podría ser objeto de juicio político —si el Congreso local de mayoría morenista no estuviera plenamente sometido a lo que él decide— por no haber ordenado o por frenar deliberadamente y en su momento, esa carpeta de investigación contra el Toro Cercado. Pero el contexto lo devoró: el senador Manuel Añorve teje en la oscuridad para encaramarse como aspirante a gobernador por el PRI. Sus huestes proclaman que no se apuntará a la contienda si el Morena ratifica como candidato a Félix. Y Pablo Amílcar no declina en quedar al final, como candidato a gobernador por el Morena. La fecha para definirlo será el 9 de enero. ¿Quién de ellos mueve los hilos para atizarle al escándalo mediático nacional y embarrar al Toro Cercado, al Morena y de soslayo, al gobernador Héctor Astudillo que ya se va y es corresponsable de todas las ineficacias delictivas atribuidas al propio abogado Xavier Olea? ¿Por qué razón el actual fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila, ha guardado silencio sobre el curso que se le sigue a esa misma carpeta de investigación —el propio mandatario estatal ha eludido el tema—, sumándose grotescamente a la condena contra el ex fiscal calificando su intervención como ’un acto inmoral y cobarde’? Y mientras, el Toro Cercado sigue haciendo campaña. La impunidad lo protege. Es objeto de trampas y zancadillas del poder. Y la ley está siendo pisoteada por enésima ocasión, en un país acostumbrado a eso.
HOJEADAS DE PÁGINAS…Y como para ratificar que también impulsa ’el orgullo de su nepotismo’ ―dixit José López Portillo—, el gobernador Astudillo registró para la competencia a la diputación local por la alianza PRI-PRD en el distrito 7 de Acapulco, a su vástago Ricardo Astudillo Calvo. Lo sacó de Chilpancingo porque no ganaría allí. Y serán cruciales los apoyos de tres actores para que su hijo salga avante en la elección: los de la actual alcaldesa del Morena, Adela Román Ocampo; los del empresario Luis Walton Aburto. Y los del ex edil perredista porteño, Evodio Velázquez Aguirre. Amarre en tres frentes. Qué tal.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.