Sócrates A. Campos Lemus | diarioalmomento.com

¡Qué conste... son reflexiones!

Sócrates A. Campos Lemus


Préstamos del narcotráfico

Préstamos del narcotráfico


Marzo 28, 2018 20:06 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

Pues como vemos las cosas el famoso yerno de Donald Trump le solicito muy quedito a su suegro que no hablara ya más de que el muro lo pagaría México, pero el caso es que nada más le autorizan una lanita al presidente y de inmediato dice que empieza el muro…pues así que ahora falta que nos pase la factura… y además, la paguemos.

YA HABÍAMOS COMENTADO DE QUE, DESDE QUE SE FIRMARON LOS TRATADOIS DE PAZ EN Colombia, los grupos de la guerrilla colombiana y los caza guerrilleros, que eran casi igual en eso de dedicarse al tráfico de cocaína y otras drogas con el pretexto de financiar su movimiento revolucionario, acumularon muchas armas que no entregaron, como sucedió en Nicaragua y Honduras, pero además, enviaron millones de dólares o les comentaron a los traficantes mexicanos y gringos que los dejaran en México y lo mismo sucedió con cientos de toneladas de cocaína, pero el caso que nos pone el foco rojo es que, los colombianos, como buenos comerciantes que le aprendieron mucho a los especuladores financieros y banqueros con los que venían lavando sus recursos, operan en México y siguen operando en varias partes con sus gentes de confianza, a que en el país se pusieran a funcionar células de préstamos chiquitos con intereses altos, y ocuparon, primeramente, y lo siguen haciendo, las zonas marginadas y ofrecían los préstamos por día o por semana con cobros altos y en las centrales de abasto y los mercados e incluso con algunos comerciantes o constructores que sabían tenían problemas de crédito, y así se fueron adueñando de varias plazas, y cuando las gentes no les podían pagar a tiempo pues entraban los sicarios y cobradores con bates o con secuestros exprés o les exigían propiedades o hacían que les firmaran las escrituras, y as, también se fueron adueñando de varias plazas y estableciendo a sus gentes con una enorme capacidad para investigar quién y qué tenía cada familia en la zona, en Oaxaca, la participación de la policía municipal y la estatal logró entender el funcionamiento y el peligro que representaban, y los capturó y entregó a las autoridades de migración, pero así, tardan más en salir que en regresa, y esta invasión es brutal y peligrosa porque llegan con una preparación paramilitar en las guerrillas y con relaciones con los narcotraficantes que vienen invadiendo muchas zonas rurales para la siembra de amapolas o la construcción de laboratorios para fabricar cristal y otras drogas de diseño, y en poco tiempo han logrado, incluso, penetrar en el campo de la política y de las inversiones inmobiliarias y comerciales, pero además, ellos vienen ya controlando, porque tienen la mercancía para los grupos de narcomenudistas y financian a los grupos de invasores de tierras y de moto taxistas y taxistas e incluso ingresan ya a los sindicatos con toda esa estructura y recursos financieros, así que las autoridades le deben poner mucha atención, porque si continúa este éxodo de colombianos, venezolanos y nicaragüenses, que no vienen de paso para ingresar a los Estados Unidos porque buscan empleo, pronto tendremos en el país una gran organización delictiva que comenzará a establecer la violencia para dsiputar los territorios y mercados a los mafiosos mexicanos y gringos…

Todo esto nos viene a ratificar la convicción de que los negocios controlados por los narcotraficantes llegan a tener empresas de construcción en las que mueven maquinaria pesada y que pasan desapercibidos cuando tienen acuerdo con presidentes municipales a los cuales financiaron las campañas, y con el pretexto de las obras públicas van ingresando esa maquinaria sin control para hacer obras y para hacer trabajos que les permitan establecer el cultivo de drogas e incluso construir pequeñas pistas de aterrizaje que es con lo que mueven sus mercancías y drogas, generando, como lo vemos en Guerrero una situación de violencia e inestabilidad de tal suerte que cientos y miles de campesinos son expulsados de sus zonas tradicionales, y ellos se establecen para controlar la producción y el tráfico y tener zonas liberadas, donde ya no pueden entrar las autoridades civiles ni las de policías y solamente lo pueden hacer los marinos y el ejército, pero son tan distantes y con el control visual operado con experiencia de la guerrilla que, cuando llegan, no hay nadie o simplemente establecen la operación de que: ’cuando el enemigo ataca, ellos se fugan, y cuando el enemigo está en fuga, ellos atacan’ de tal suerte que esas forma de operación paramilitar y de organización en la lucha popular se aplicaron en la Ciudad de Oaxaca, durante los conflictos del 2006, y siguen los cuadros operando por medio de organizaciones sociales o sindicatos y todo indica de que un buen día esto explotará.

Desde que Felipe Calderón deja la guerra contra el narcotráfico ordenada por los norteamericanos para adueñarse del mercado de las drogas por medio de la legalización en su país, vemos miles de asesinados, miles de desaparecidos, miles de desplazados y miles de viudas y huérfanos y estamos en una guerra civil, pero, las utilidades, se las llevan a EU, y nos dejan los muertos y los problemas…

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.