La Hoguera

Pudrió Saade Kuri la Cruz Roja Hidalgo

Emmanuel Ameth

Pudrió Saade Kuri la Cruz Roja Hidalgo

Política

Diciembre 23, 2020 09:03 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

José Ernesto Saade Kuri, funcionario sin perfil profesional que encabeza la delegación federal de la Cruz Roja en Hidalgo, estaría viviendo sus últimos días al frente del cargo que debe a los favores políticos del exgobernador Jesús Murillo Karam, quien lo colocara en dicha posición hace ya una década, pero cuyo nombramiento hace años tiene ya un hedor a podrido.

El pasado lunes trabajadores de la Salud adscritos a la Cruz Roja en la entidad se manifestaron para exigir mejores condiciones laborales, toda vez que no han sido escuchados por los directivos que encabezan la institución.

Su petición era simple: recibir su aguinaldo ’completo’, gozar de servicios de salud y otros incentivos salariales, además de contar con equipo de protección adecuado para desempeñar sus funciones con la intención de no verse contagiados por COVID, pues 25 de sus compañeros habrían enfermado a causa de dicho virus.

La respuesta de Saade Kuri al oficio que le fue entregado sin embargo, fue despedir a la coordinadora del turno matutino así como al encargado de la guardia nocturna.

Y es que los trabajadores denunciaron, entre otras quejas, que ni siquiera tienen acceso a servicios de Salud, lo cual lacera su economía, una condición especialmente injusta cuando ellos mismos han sido testigos que al llegar ’recomendados’ y amigos del delegado, son atendidos sin pagar un solo peso y sin estudio económico de por medio, incluso recibiendo servicios de especialidad cuando no son necesarios, a diferencia del resto de la población a quien incluso han dejado sin el servicio de ambulancia si se percatan de que no cuentan con el recurso para pagar el traslado.


Guardó ambulancias hasta no recibir aplausos

Entre todas las anomalías y atropellos cometidos por José Saade Kuri, destaca en particular un episodio de irresponsabilidad y negligencia que bien pudo causar -o causó- la pérdida de vidas humanas.

Fue en mayo de este año que este medio ventiló que Saade Kuri retuvo por más de 40 días ambulancias donadas por Fundación Azteca, en plena pandemia, y todo para obtener raja política, pues no quiso que las mismas operaran hasta que no llegaran besamanos y aplaudidores, además de autoridades locales, para que le celebraran celebrando con bombo y platillo el acto.

Las delegaciones afectadas fueron Actopan, Progreso, Tepeapulco y Zimapán, las cuales no pudieron operar la ambulancia que les asignaron durante más de un mes por la miseria del funcionario que forzosamente quería reflectores.

La flota de 4 unidades formó parte de las 57 que Fundación Azteca y Nacional Monte de Piedad donaron a la Cruz Roja desde el pasado 25 de marzo en la ciudad de Toluca, pero que en Hidalgo no se pudieron ocupar hasta el 6 de mayo que se hizo una ceremonia de entrega pese a la urgencia que suponía su apoyo para facilitar la atención de víctimas por COVID-19.

Los conflictos de interés y los abusos

El empresario restaurantero ha sabido hacer negocios dentro de la función pública aunque ello represente un claro conflicto de interés. Tal es el caso que documentó La Silla Rota donde se reveló que la empresa de su propiedad Gastronomía Saka S. A. de C. V., obtuvo siete de ocho contratos para proveer alimentos al Congreso de Hidalgo desde 2016 hasta 2019, todos por adjudicaciones directa por responsabilidad y complicidad de María Luis Pérez Perusquía y por una suma total cercana a los 400 mil pesos.

El domicilio legal de la empresa está ubicado en el salón de eventos Finestra, mismo que durante la administración del exgobernador Miguel Ángel Osorio Chong así como del exalcalde Eleazar García Sánchez, entre otros personajes, fue el “preferido” para la realización de eventos y comidas.

Incluso, pese a las restricciones anunciadas por el ejecutivo estatal, la empresa sigue “invitando” a la realización de eventos sociales masivos dentro de sus instalaciones.

¡Que las fiestas que imaginaste se hagan realidad! Confía en Finestra Banquetería. 🍾

Contáctanos:
📞7717166623

Publicado por Finestra Banquetería en Martes, 22 de diciembre de 2020


Abusos como los cometidos en contra de los médicos que recién se enteraron que fueron despedidos el día de ayer, son parte de la huella del funcionario. José Saade ya había saltado “a la fama” nacional luego de que un video revelara cómo humilló a un trabajador que le pedía equipo al gritarle “¡No puedes pedir nada, porque no eres nadie!”.



Pese al escándalo, el funcionario permaneció inexplicablemente en el cargo, incluso cuando en Progreso, en plena campaña electoral, se dijo que “hackers” habrían sido los responsables de sustraer alrededor de 300 mil pesos de dicha delegación de la Cruz Roja.

Cabe señalar que de las 14 delegaciones de la Cruz Roja que hay en Hidalgo, solamente dos personas no cuentan con preparación profesional y una de ellas es precisamente José Saade Kuri.



Sus vínculos político-familiares

José Ernesto Saade Kuri ha recibido favores de los exgobernadores Jesús Murillo Karam y de Miguel Ángel Osorio Chong para ocupar el cargo que ostenta como funcionario público.

Respecto a Murillo Karam, hay lazos familiares que le unen, toda vez que su hija Gabriela Murillo Ortega está casada con Gerardo Saade Kuri, hermano de José Ernesto.

Dicho matrimonio por ejemplo, tiene entre sus negocios a las gasolinerías de Estación de Servicio GESA (Gerardo Saade), mismas que han sido ventiladas como aquellas que más combustible roban a los usuarios en todo el país según la misma Profeco. Gerardo Saade Murillo, hijo de ambos, nieto de Murillo Karam y sobrino de José Ernesto, tuvo sus momentos de “fama” nacional al poner una golpiza a la hija de Eugenio Ímaz Gispert, entonces titular del CISEN, y quedar impune por un acuerdo entre los padres.

Gerardo Saade Kuri así como Jesús y Sandra Murillo Ortega figuran también como accionistas de las empresas Kouro Desarrollo, Alvarga Construcciones e Itrio Arquitectos, mismas que fueron evidenciadas por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) por verse beneficiadas de contratos por cientos de millones de pesos gracias a la operación de Jesús Murillo, siendo un ejemplo del enriquecimiento ilícito logrado a partir de la corrupción en las altas esferas del poder durante el gobierno pañanietista.

Gerardo, que como José Ernesto no ostenta carrera profesional alguna, mediante Corporativo Musa (Murillo-Saade) ha recibido de rentas del Gobierno del Estado 4.5 millones de pesos en solo dos años por la propiedad ubicada en Everardo Márquez 208, la cual le fue notariada desde el 29 de octubre de 1999, solo un año después de dejar el cargo Murillo Karam como gobernador, en la Notaría 3, misma donde Jaqueline Saade Kuri es socia.

El propio ayuntamiento de Pachuca pagó 36 millones anuales durante cuatro ejercicios a la Cruz Roja por un servicio médico que no recibían y ello, a decir del representante del sindicato, porque Daniel Ludlow Kuri, quien fuera esposo de la entonces alcaldesa -hoy amparada por malos manejos- Yolanda Tellería, es primo de José Ernesto.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.