Receso de Temporada; ¿Qué sigue para la NFL? - - Acapulco - todotexcoco.com


| codice21.com.mx

Receso de Temporada; ¿Qué sigue para la NFL?


Receso de Temporada; ¿Qué sigue para la NFL?

Febrero 10, 2021 14:36 hrs.
Deportes Nacional › México Guerrero
› codice21.com.mx

Con el Super Bowl LV en el espejo retrovisor, echamos un vistazo a lo que viene para la NFL en las siguientes semanas
Una singular y fatigante temporada de NFL (una que siguió a un singular y fatigante receso de temporada) se ha terminado. La NFL y la NFL Players Association pueden parar y tomar aire.

Simplemente, deben hacerlo rápido. La pandemia de Covid-19 dará forma al receso de temporada del 2021, también, y tanto la liga como el sindicato llevarán sus protocolos a la primavera y verano, y posiblemente hasta el otoño. Como resultado, el tradicional calendario de temporada baja permanece, en gran medida, por determinarse.

La naturaleza del draft del 2021, las audiciones a los jugadores, minicampamentos, campamentos de entrenamiento y pretemporada, están en el aire. La página oficial de la liga respecto a fechas clave contiene, de hecho, apenas dos: el plazo del 1° de marzo para que jugadores elegibles al draft anuncien su regreso a la escuela, y el draft de la NFL, del 29 de abril al 1° de mayo.

De una manera u otra, la NFL necesitará trabajar arduamente con una larga lista de prioridades de receso de campaña. Aquí hay 15 de ellas.

Finalizar planes para una temporada de 17 partidos
Los propietarios ya comenzaron el proceso de añadir un partido adicional a la temporada regular, un derecho que se ganaron durante las negociaciones para un acuerdo laboral en el 2020. Acordaron en diciembre en el modo de crear el calendario, anunciando que el partido N° 17 sería un duelo inter-conferencia basado en las posiciones divisionales durante el año previo, pero se aplazó el voto final.

El comisionado Roger Goodell no aportó una respuesta comprometida al 100 por ciento durante la semana del Super Bowl hace unos días cuando se le preguntó si el calendario de 17 encuentros comenzaba a partir del 2021. Dada la reducción de ingresos que sufrieron los propietarios por la pandemia durante el 2020, es lógico asumir que buscarán todas las avenidas de ingreso a futuro. La semana adicional en la temporada regular la proveería, y un voto podría ocurrir en los meses siguientes.

Estructurar el receso de temporada
A causa de la pandemia, la NFL enfrenta otro receso de temporada donde la planeación se hará al vuelo. Su primer gran evento, el Combinado de Talento, que típicamente se celebra a finales de febrero, ha sido prácticamente borrado en su forma original. Los jugadores audicionarán y serán sujetos a pruebas médicas en o cerca de sus campus universitarios, y las entrevistas serán virtuales en la mayoría de los casos.

El resto del receso de temporada se basará en las preocupaciones de salud pública. El draft está programado para el 29 de abril al 1° de mayo en Cleveland, pero su formato (ya sea que se hagan in situ, virtual como ocurrió en el 2020 o una combinación de ambas cosas) está por determinarse.

Podemos decir con algo de certeza que los Jacksonville Jaguars van a seleccionar al quarterback de Clemson, Trevor Lawrence, primero global. Los New York Jets podrían tomar a un quarterback con el segundo turno, o podrían quedarse con el titular Sam Darnold y canjear su selección por más capital de draft.

Basado en el acuerdo laboral, los trabajos presenciales de temporada baja para los equipos con nuevos coaches podrían iniciar en abril. Sin embargo, la NFL y NFLPA necesitarán sopesar el valor de esas sesiones, y más tarde, las actividades organizadas del equipo y minicampamentos, contra el esfuerzo que se requiere para llevarlos a cabo con seguridad.

Recuerden, la temporada del 2020 se disputó después de un receso de campaña prácticamente virtual en su totalidad. La semana pasada, Goodell dijo: ’Lo virtual será parte de nuestra vida para el largo plazo’.

Un plan para las vacunas de COVID-19 y la negociación de un convenio para ellas
Al momento, la aplicación de vacunas en el país asigna poca relevancia a las operaciones convencionales de la NFL. La primera oportunidad para que los jugadores regresen de nueva cuenta a las instalaciones del equipo está a dos meses.

No obstante, en algún punto, la NFL y NFLPA deberán responder la misma pregunta que otros sitios de trabajo. ¿Será obligatoria la vacuna? ¿Habrá excepciones? ¿Cuál será el porcentaje de un equipo que deba estar vacunado para reducir el riesgo? Y, ¿cuáles restricciones pueden ser levantadas una vez que todo, o la mayor parte de un equipo, sea vacunado?

Encontrar hogar para los quarterbacks
Ya hemos visto concretarse un canje de quarterback de gran cartel, con Matthew Stafford pasando a Los Angeles Rams y Jared Goff dirigiéndose a los Detroit Lions. Pero la temporada baja de la NFL podría verse dominada por la transición de quarterbacks, encabezada por Deshaun Watson de los Houston Texans, quien ha pedido su traspaso. Los Chicago Bears, San Francisco 49ers, Carolina Panthers, New England Patriots, Indianapolis Colts, Jaguars, Jets, New Orleans Saints, Denver Broncos y Washington Football Team podrían estar entre los que reemplacen a sus titulares del 2020, o recluten a reemplazos a futuro.

Los Philadelphia Eagles supuestamente están considerando un traspaso de Carson Wentz. Ben Roethlisberger de los Pittsburgh Steelers necesitará renegociar su contrato para volver. Los Green Bay Packers dicen que desean a Aaron Rodgers de regreso, y él dijo: ’No pienso que haya ningún motivo por el cual no regrese’, pero agregó, ’No hay muchas certezas en este negocio’.

En total, un 40 por ciento de la liga podría enfrentar una transición en la posición más crítica del juego.

Determinar el tope salarial para el 2021
Como muchos negocios, los ingresos de la NFL cayeron significativamente durante la pandemia, en buena medida gracias a la falta de asistentes en los estadios. Por definición, la caída de ingresos en el 2020 significa que los límites para gastar de los equipos caerán en el 2021.

La NFL y NFLPA acordaron en la pasada primavera a un tope salarial mínimo de 175 millones de dólares por club, pero ese no necesariamente será el número final. El tope salarial fue de 198.2 millones de dólares en el 2020. El número final probablemente ronde los 180 millones.

De cualquier modo, los equipos han tenido bastante tiempo para alistarse para la caída, y algunos se han preparado dejando la mayor cantidad de espacio sin usar bajo el tope salarial del 2020, para trasladar al 2021. El número final, que será negociado como siempre con la NFLPA y revelado a finales de febrero o inicios de marzo, proveerá una guía crítica para el resto del receso de temporada.

Arrancar la agencia libre
Un evento de temporada baja que no depende del tema de salud pública es el mercado de agentes libres, que se espera abra a mediados de marzo. La caída en el tope salarial podría convertirse en una decepción para algunos jugadores y equipos, pero al momento, hay algunos nombres que intrigan y cuyos contratos expiran. Al tope de la lista se encuentra el quarterback de los Dallas Cowboys, Dak Prescott, quien se espera esté completamente sanado de una dislocación de tobillo para cuando arranque la temporada del 2021. Pero, los Cowboys lo quieren recontratar, y podrían usar una segunda designación consecutiva como jugador franquicia para prevenir que se marche.

Tradicionalmente, los equipos pueden comenzar a designar jugadores franquicia o de transición a mediados de febrero.

Como están las cosas ahora, la camada del 2021 estará repleta de receptores abiertos. Algunos van a renovar con sus actuales equipos en cuanto abra el mercado. Pero, por ahora, la lista incluye nombres como Kenny Golladay, Allen Robinson II, Chris Godwin, Corey Davis, A.J. Green, JuJu Smith-Schuster, Curtis Samuel and Will Fuller V.

Descifrar la pretemporada
Parte de la presunción en torno a una temporada regular de 17 partidos es que se reducirá el calendario tradicional de pretemporada de cuatro partidos, más el Clásico del Salón de la Fama. Es demasiado temprano para saber si la NFL y NFLPA querrán, o podrán, tener una pretemporada en el 2021. La NFL canceló la pretemporada entera durante el 2020, prefiriendo enfocarse en subir la intensidad de su campamento de entrenamiento, en su lugar. Desde entonces, se ha verificado que los partidos no son grandes eventos de transmisión del virus, pero el valor de disputar partidos que no cuentan en los remanentes de una pandemia se mantiene como interrogante abierta.

Ocuparse de las peticiones permanentes de la NFLPA
El sindicato ya ha sugerido que algunas de las innovaciones de la liga, ocasionadas por la pandemia, sean permanentes. Al tope de la lista del gremio está el enfatizar una temporada baja virtual, por encima de las sesiones presenciales. Hacia el final de la campaña, el presidente de la NFLPA, JC Tretter, escribió en una publicación de blog que a los jugadores les serviría más trabajar de manera remota en el receso de campaña, reduciendo el desgaste a sus cuerpos y, presumiblemente, permitiéndoles terminar de mejor modo las temporadas, También escribió a favor del formato de campamento de entrenamiento del 2020 que contó con un periodo de aumento en la intensidad de las lesiones antes de que comenzaran las prácticas con contacto real.

Algunos de los análisis de datos siguen pendientes. Los datos respecto a lesiones, especialmente en lo que respecta a problemas de tejido suave, como tirones musculares, ayudarán a determinar la efectividad o limitaciones de los preparativos vía remota. Y es muy posible que la pandemia haga que la discusión esté de más, para el 2021. Sin embargo, el sindicato ha estado pidiendo menos trabajo de receso de temporada por más de una década, y es improbable que dejen pasar la oportunidad para lograrlo.

Absorber las repercusiones del ciclo de contrataciones
Un impulso significativo por diversificar los resultados de las contrataciones en las posiciones de liderazgo produjo un final decepcionante en este invierno, significando que la NFL tiene todavía más trabajo por delante en el receso de temporada. Los equipos sí apuntaron nombramientos de gerente general a tres hombres afroamericanos: Martin Mayhew (Washington), Brad Holmes (Lions) y Terry Fontenot (Atlanta Falcons). Pero, solamente dos de las siete vacantes para head coach fueron para candidatos minoritarios: David Culley (Texans) y Robert Saleh (Jets). En total, la liga contará con tres head coaches afroamericanos y un total de cinco minoritarios en la posición para el 2021.

’No fue lo que esperábamos’, dijo Goodell la semana pasada. ’Y no es lo que esperamos a futuro’.

Esos resultados llegaron después de que la liga expandiera sus requerimientos de ’Regla Rooney’ a incluir, entre otras cosas, al menos dos entrevistas a candidatos externos para vacantes de head coach, y al menos una entrevista a un candidato minoritario externo para puestos de coordinador. También incentivó a equipos a desarrollar candidatos minoritarios repartiendo dos selecciones de tercera ronda en caso de que uno de sus coaches o ejecutivos fuera contratado como head coach o gerente general. Goodell dijo que la liga retomará discusiones en la primavera respecto a la propuesta de demorar contrataciones hasta después del Super Bowl, una regla que pondría frenos al proceso y prevendría a los equipos de saltarse a candidatos que siguen dirigiendo a inicios de febrero.

Sin embargo, existe un obstáculo fundamental hacia la consecución de la clase de diversidad que desean Goodell y otros en las oficinas de la liga: se pueden diseñar reglas para diversificar al grupo de candidatos, ofrecer incentivos para que los equipos desarrollen talento, pero no pueden obligar a los dueños a concretar ciertas contrataciones. Es parte jamás va a cambiar.

Mantener el momento del movimiento de cambio social
Perdida en la respuesta de la NFL a la pandemia apareció un revolucionario movimiento en la liga a lo largo del verano. En respuesta al reto de algunos de los jugadores de mayor perfil, Goodell admitió que la NFL erró en sus intentos de silenciar las protestas pacíficas en el 2016 y los años que siguieron.

Los comentarios de Goodell llegaron mientras la nación lidiaba con la muerte de George Floyd en Minneapolis. Cuatro oficiales de policía enfrentan cargos por su asesinato, y esperan proceso.

La liga permitió a los equipos y jugadores agregar lemas como ’Fin al racismo’ a sus uniformes de día de juego, y relajaron las reglas para permitir mayor libertad de expresión en público, entre otras iniciativas. La liga reportó el mes pasado que sus contribuciones hacia un compromiso por 10 años y 250 millones de dólares para temas de justicia social ya han alcanzado los 95 millones.

Dependerá de la liga seguir empujando en este tema, y no solamente como una reacción a un evento nacional en específico. Y los temas de raza y protestas se mantienen complicados en la NFL. El quarterback Colin Kaepernick nunca obtuvo un empleo, incluso como suplente, después de propagar el hincarse como forma de protesta en la campaña del 2016. Más recientemente, la complejidad ha quedado subrayada no solamente por el decepcionante ciclo de contrataciones, sino también por una demanda interpuesta por ex jugadores que alegan que el proceso de pago en el caso del acuerdo extrajudicial por lesiones a la cabeza ’deliberadamente y explícitamente’ discrimina en contra de jugadores afroamericanos que han interpuesto acciones relacionadas a la demencia.

Evaluar la caída en penalidades, específicamente por sujetar a la ofensiva
El departamento de oficiales de la NFL decidió reducir artificialmente el número de pañuelos lanzados en el 2020, un cambio inesperado que fue bien recibido por aficionados y otros observadores externos. Los pañuelos totales cayeron en un 18 por ciento, incluyendo 40.7 por ciento por sujetar a la ofensiva, con respecto al 2019. La reacción dentro de la liga, sin embargo, fue diferente. Coaches y jugadores se vieron sorprendidos, sabiendo que la decisión realmente marcaría diferencias. De hecho, el cambio fue quizás la mayor razón por la cual la liga impuso récord de puntos para una temporada.

Para el final de la temporada, el juego de la línea en algunos partidos se aproximó más a una lucha profesional, con los linieros ofensivos marcadamente menos temerosos de los castigos. Equipos con enormes compromisos financieros a jugadores defensivos temieron que su inversión quedaría neutralizada por el cambio de interpretación en las reglas. No necesariamente desean más pañuelos, pero sí desean saber si este cambio será permanente, al menos en el futuro cercano.

Las dos temporadas finales de la postemporada brindaron una piedra angular apropiada. Oficiales en el Juego de Campeonato de la NFC permitieron mucho contacto entre receptores y backs defensivos, sin tirar pañuelos. En el Juego de Campeonato de la AFC, los oficiales de la repetición revirtieron una jugada no reversible. Y, en el Super Bowl LV, la cuadrilla del réferi Carl Cheffers marcó rígidamente el contacto en el backfield defensivo. Más que cualquier otra cosa, los equipos solamente desean saber cuál es el estándar para una jugada legal, y que se oficie consistentemente.

Revisar el concepto del ’sky judge’
En la primavera pasada, los equipos de la NFL propusieron diferentes versiones de un sky judge para complementar a los oficiales sobre el campo y evitar las llamadas obvias no marcadas. Los dueños nunca votaron al respecto, pero el comité de competencia hizo planes para experimentar durante la pretemporada con un incremento en la comunicación entre el oficial de repetición existente y el réferi. Ese plan no se llevó a cabo por la cancelación de la pretemporada. El acuerdo, en caso de mantenerse permanente, codificaría las discusiones informales que algunos réferis ya tienen con sus oficiales de repeticiones.

Muchos coaches apoyan la idea del sky judge, versiones de lo cual han trabajado en la AAF y XFL, y este tipo de sugerencias no desaparecerán pronto.

Revivir alternativas a la patada corta
Las tasas de éxito para las patadas cortas cayeron después de un cambio de regla en el 2018 para hacer las patadas de salida más seguras, una tendencia preocupante para los dueños que, con razón, valoran el entretenimiento que producen las remontadas de últimos minutos. En el 2019 y 2020, se consideraron diferentes propuestas para encontrar modos de retener la posesión después de una anotación. Ambas giraban en torno a la idea de darle al equipo anotador una jugada para conseguir 15 yardas desde su propia yarda 25, en lugar de la patada de salida. Rechazaron la propuesta del 2019, experimentaron con ella durante el Pro Bowl del 2019, y la aplazaron durante el 2020, pero los factores que la motivaron solamente se acentuaron en el 2020.

Los equipos intentaron 67 patadas cortas en el 2020, el tercer mayor total desde, al menos, el 2001, pero recuperaron solamente tres, el menor total durante ese periodo. La liga ha esperado tres años para si los coaches y jugadores pueden hacer ajustes por cuenta propia. Aparentemente, será necesaria una intervención en las reglas.

Determinar los parámetros de asistencia
Las restricciones de la pandemia condujeron a una caída del 92 por ciento en la asistencia de días de juego en la NFL respecto al 2019, una tendencia que los dueños estarán muy motivados a revertir en el 2021. Su estrategia para el Super Bowl fue instructiva. Llenaron alrededor de un 25 por ciento de la capacidad de Raymond James Stadium con aficionados adquiriendo entradas, sentados en grupos con cubrebocas y otras restricciones, y luego sumaron 7,500 trabajadores de la salud vacunados para elevar la asistencia total a 25,000.

Es probable que la NFL no tenga un plan fijo hasta finales del verano, y mucho de ello dependerá de la distribución de vacunas alrededor del país. Como en el 2020, los planes de algunos equipos podrían cambiar a lo largo de la temporada. Pero se puede apostar a que la liga hará todo lo posible por vender cada boleto que pueda en el 2021.

Resolver la investigación y disputa en el Washington Football Team
Sobre el campo, Washington disfrutó de una temporada prometedora. Ganó la NFC Este y contó con dos grandes historias gracias al quarterback Alex Smith, Regreso del Año, y la lucha ganada contra el cáncer del head coach Ron Rivera. Fuera del campo, no obstante, fue un año brutal.

Primero, la NFL espera que se complete una investigación a años de alegatos de abuso sexual en el lugar de trabajo. Es incierto lo que ha encontrado la abogada investigadora Beth Wilkinson, y Goodell dijo la semana pasada que aún no se reúne con ella, pero cualquier violación a las políticas de la NFL podrían resultar en disciplina contra la organización.

Segundo, una disputa personal se ha desarrollado entre el propietario Daniel Snyder y sus socios minoritarios, quienes intentan vender su participación en el equipo. La liga desea desesperadamente callar el asunto en mediación, en lugar de las cortes legales, sin que se hagan públicas más acusaciones.

Novedades Acapulco

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Ceneval - Prepa en un examen Programa de tres meses con un curso en línea y un examen, validez oficial SEP.
cursoceneval.com.mx