Lectura Política

¿Rentable eliminar puentes?

Noé Mondragón Norato

¿Rentable eliminar puentes?

Periodismo

Febrero 07, 2020 00:11 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

El pasado 27 de mayo de 2019, el titular de la Secretaría de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, presentó el calendario escolar para el ciclo 2019-2020. Ahí, destacó la prioridad implícita: «completar los 190 días efectivos de clase, la convivencia familiar y la reflexión cívica de los días de asueto. Por ejemplo: si se conmemora el aniversario de la Revolución Mexicana, entonces los estudiantes tendrán que ir a un museo y entregarle al maestro fotografías de la familia en el museo». Esta versión fue avalada por el presidente López Obrador en su ‘mañanera’. Pero la percepción oficial ya cambió.
CANCELAR PUENTES. – En el ciclo escolar que corre, se aplicarán seis puentes o días de asueto. Tres de ellos ya se hicieron efectivos. Y faltan tres más. El presidente AMLO ha decidido cancelarlos en el próximo ciclo escolar. Pero hay lecturas que no pueden soslayarse: 1.- Desde la óptica de la eventual afectación al turismo, empresarios y partidos políticos opositores al Morena y al presidente, saltaron como tocados por una llameante flama. Argumentaron de todo: que disminuirá el turismo, que no habrá entradas de dinero por ese concepto, que se quitarán estímulos a los estudiantes, entre otras tantas. Y AMLO respondió: «Yo entiendo que hay molestias, se habla por ejemplo del sector turístico, pues sí, pero estamos haciendo muchas cosas para que no deje de haber turismo, está creciendo el turismo». El presidente se pronunció por fortalecer la memoria histórica al conmemorar los hechos en la fecha que sucedieron. Pero los puntos álgidos abanican necesariamente, hacia otros carriles. 2.- Al quitar los puentes del calendario escolar próximo, el mandatario quiso mandar un mensaje muy claro: abatir progresivamente, el ausentismo escolar provocado por su aplicación. Pero esto va pegado necesariamente, a un nuevo ordenamiento en la educación. Es decir, si AMLO derogó la Reforma Educativa de Peña Nieto ─aunque se siguen aplicando muchos de sus preceptos en la Cuarta Transformación, como las reuniones de Consejo Técnico, 13 días por año escolar─, lo idóneo no consiste en rescatar materias como Ética y Civismo, sino obligar a que la educación mejore progresivamente en términos de calidad y competencias escolares reales. De nada sirve quitar los puentes en el calendario escolar si los niveles de aprovechamiento de los alumnos siguen siendo mediocres. Y hasta engañosos. Maestros que legitiman un documento escolar cuando muchos de ellos aparecen bastante limitados. Con una deficiente formación que retroalimentan y repiten. La Cuarta Transformación está obligada a emprender una Reforma Educativa que renuncie a la activación punitiva en las relaciones laborales, tal y como lo pretendía el anterior gobierno federal. Y buscar las formulas más efectivas para sacar del atraso al país, con una Reforma Educativa que elimine paulatinamente, no solo los ausentismos magisteriales, sino la simulación en la enseñanza. Ahí es donde está la verdadera corrupción educativa que se ha heredado como lastre. Y donde el presidente está obligado a trabajar a fin de generar resultados. 3.- El problema del presidente es muy visible: sus secretarios de despacho no están trabajando en su misma sintonía. Quitar los puentes escolares aparece como una medida tendiente a justificar la incompetencia de su secretario de educación, el ex priista Esteban Barragán, cuya actividad a más de un año de arribar la Cuarta Transformación, no ha trascendido. Su trabajo consistía no solo en derogar la Reforma Educativa del priista Peña Nieto, sino impulsar y darle forma a una propuesta educativa diferente, viable y sin afectar laboralmente, los derechos y prerrogativas ganadas por los trabajadores de la educación. En realidad, y si se mira bien, la eliminación de los puentes escolares no se medirá en términos de generar ahorros de dinero. O de eliminar algún tipo de conducta corrupta. Por eso, la propuesta debe replantearse. Justo hacia donde la corrupción educativa existe. Y está viva.
HOJEADAS DE PÁGINAS…En sus delirios de poder, el rector de la UAGro, Javier Saldaña, cometió la gracejada de compararse con el general Vicente Guerrero. Y para ello, puso a trabajar a todo un ejército de seguidores y lacayos en las redes sociales que morbosamente, exaltaron en sus comentarios «las bondades» que como rector emprendió. Entre otras, su nuevo status de acaudalado político con propiedades bien escondidas y auditorias que no lo alcanzan. Javier se engaña solo.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.