Noé Mondragón Norato | guerrerohabla.com

Lectura Política

Noé Mondragón Norato


Revocar mandatos, tarea prioritaria de AMLO

Revocar mandatos, tarea prioritaria de AMLO


Abril 17, 2018 22:06 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

La democracia va más allá del arribo de un simple mortal al poder público. Se liga necesariamente, al compromiso de cumplir la palabra empeñada. Los mexicanos hemos sido estafados una y otra vez, por verdaderas encarnaciones de la falsedad, la simulación y la perversidad. Convertidos después, en los nuevos depredadores de los presupuestos públicos. Así, la alternancia en la presidencia del país el 2 de julio de 2000, con el vilipendiado panista y hoy neopriísta Vicente Fox Quezada, no sirvió de nada. Salvo para enriquecer a sus entenados, los hijos de Martha Sahagún. En Guerrero, esa misma efervescencia por el cambio se midió con el triunfo del ex perredista y hoy, personaje sin una verdadera definición ideológica –de hecho, nunca la ha tenido-, Zeferino Torreblanca Galindo. Y tampoco sirvió. Hubo mucho dinero desviado en su administración. Aromas nauseabundos se desprendieron de ese gobierno perredista de ’el cambio’. El fenómeno se repite otra vez rumbo a la elección del 1 de julio de 2018. Y de ahí se abren las lecturas.
REVOCAR MANDATOS, URGENTE.- El fenómeno político provocado por AMLO, llevará al poder a mucho improvisado de la política. Y de hecho, ese es el problema: la cultura política de la que abrevaron, ha sido priísta. U opositora oportunista. Desde su nacimiento, el PRD contribuyó nada más a la alternancia partidista. Pero como gobierno, no mejoró las condiciones de pobreza de millones de guerrerenses. Los gobiernos de Zeferino Torreblanca, Alberto López Rosas y de Félix Salgado Macedonio, -los dos últimos como ex ediles de Acapulco-, se midieron en términos de rotundos fracasos. Hoy, Félix es aspirante del Morena al Senado. Y hay lecturas inquietantes: 1.- Si las tendencias en las encuestas se mantienen, López Obrador debe ser el próximo presidente de México. Pero eso no basta para garantizar que sus promesas sean cumplidas. Hace falta el empuje de verdaderos mecanismos ciudadanos, para evitar que los demás representantes del Morena en el Senado, las diputaciones federales, locales y las alcaldías, reproduzcan la misma cultura de la depredación de los presupuestos. Y la legislación con verdadero y auténtico sentido y compromiso con los escenarios de crisis en el país. Revocarles el mandato si no están cumpliendo eficazmente, es un medida urgente y de empoderamiento ciudadano. A todo mundo enfada que los diputados asistan a calentar la curul. O los alcaldes a gastarse los dineros del pueblo, simulando que trabajan. Esa situación ya no la aguanta nadie. Ningún ciudadano consciente. López Obrador, tiene una carga y una responsabilidad muy alta que cumplir. Porque los ciudadanos ya no soportan alternancias partidistas de juguete. 2.- Como muchos candidatos morenistas a cargos de elección popular son improvisados, es seguro que echen a perder. Y eso representa un riesgo latente para las mayorías. Porque se subieron a la ola de AMLO, evaluando que van a satisfacer un instinto de poder. No porque sean los personajes que el país demanda. López Obrador echó mano de muchos aspirantes que ya tenían presencia partidista y electoral. Pero que también están maleados. Y por otro lado, empujó a cuadros nuevos, pero sin nociones ni cultura democrática de fondo. En ese sentido, se entiende que será hasta después del tercer año de su gobierno, cuando pudiera ser más selectivo al respecto. Pero el primer paso obligado, es empujar la revocación de mandato. Para acabar progresivamente, con la simulación, los arribismos, los nepotismos, la mediocridad política y la corrupción.
HOJEADAS DE PÁGINAS…A diferencia de la veracruzana y figueroísta, Verónica Muñoz Parra, quien ya hizo doctorado y se especializó en saltar de un cargo de representación a otro, el diputado local tricolor calentano, Cuauhtémoc Salgado Romero, está destinado a la fría banca. Y ese alejamiento del gobernador Astudillo Flores, se remonta a la disputa con Rubén Figueroa Smutny, cuando el actual gobernador fue desplazado de la coordinación de fracción tricolor en el Congreso local. Astudillo calificó de ’títere del grupo figueroísta’ a Salgado Romero –quien era dirigente estatal del PRI- ’por no lograr detener a tiempo ese conflicto’. El cobro de esa factura al parecer, ya llegó.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.