Rosalía, diva planetaria de otoño-invierno


Aquí se presenta una teoría subyacente, y fugaz acerca de cómo se las gastan en el mundo del espectáculo, no precisamente político.

Rosalía, diva planetaria de otoño-invierno

Noviembre 07, 2018 17:21 hrs.
Entretenimiento Internacional › México
Alex Sanciprián › todotexcoco.com

Texcoco, Edomex.- Leo una nota acerca del fenómeno mediático llamado Rosalía, en España, y me sorprendo capaz de seguir la información hasta el final.

Después encuentro que Luz Sánchez-Mellado escribe en su columna de El País un divertido texto sobre ella y es entonces cuando decido escucharle en YouTube.

No termino de escucharle. Leo algunos de los comentarios a propósito de una presunta apoteósica presentación reciente ante cientos de miles de espectadores y caigo en cuenta que la tal Rosalía en su típico producto mediático hecho derecho para mantener la alienación de las multitudes ávidas de héroes circunstanciales, efímeros, que satisfagan su necesidad de discutible placer y felicidad.

Rosalía, una chica de 25 años, catalana que salta a la fama ahora amparada por una calculada campaña que incluye, dos discos, presentación en tv así como el sospechoso respaldo de una tienda de moda con cientos de sucursales en el mundo entero.

En honor a la verdad, vale la pena seguirle la pista al texto de Luz Sanchez-Mellado. Entre líneas es posible descubrir el tamaño del previsible timo en el mundo de la farándula, y del disco y de la moda.

’Con Rosalía se agotan las hipérboles y los superlativos en una industria que no se casa con nadie que no acredite dote y que no tiembla al devorar a sus hijos si les salen rana’, advierte la columnista. Más adelante, apunta que ’asistimos al nacimiento de una diva planetaria’.

Es entonces cuando recuerdo una primordial señal epicúrea. Aquella que indica que previo a la felicidad está la ataraxia (vivir sin preocupaciones).

Rosalía lo ha conseguido, al menos por una temporada, seguro.

Y es que lo suyo apenas roza la filosofía ética epicúrea que busca el placer y bienestar individual. Para nada desprende medicina del alma.

Su hedonismo es del reino del anuncio publicitario, de la canción sin barreras coreografías. Del tiempo suficiente que dura la inversión para lanzar una diva planetaria.

Ni se requiere metódico análisis para comprender que el súbito éxito de Rosalía responde a una campaña publicitaria de otoño-invierno.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.