Silvestre Arizmendi | codice21.com.mx

Detalles de un encuentro histórico: AMLO y Adela

Silvestre Arizmendi


Secreto a voces

Secreto a voces


Noviembre 27, 2019 08:57 hrs.
Política Nacional › México Guerrero
Silvestre Arizmendi › codice21.com.mx

Faltaban 15 minutos para la una de la tarde, hora exacta a la que el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador había agendado la cita para recibir por primera vez en la historia actual de México a una alcaldesa en su oficina de Palacio Nacional. Llegamos hasta la antesala, esperamos casi 45 minutos para entrar con el presidente, antes se encontraba con su secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, que después de casi una hora salió y llegó el momento para que la asistente del presidente nos invitara a pasar al Salón de Acuerdos, originalmente ’Sala de Ministros’ en este espacio fue donde aconteció la aprehensión del presidente Francisco I. Madero.

Con los nervios de punta, nos conducimos al lugar admirando la belleza arquitectónica que luce el recinto histórico. Ya en el salón esperamos escasos tres minutos para que se apersonara la máxima autoridad de nuestro país, entró por la puerta que conduce a su despacho, llegó y saludó sonriente, "que tal presidenta como leva", dijo, al mismo tiempo abrazaba a la alcaldesa Adela Román Ocampo, en seguida, se dirigió a un servidor para continuar con Juan Carlos Manrique y cruzar al siguiente extremo de la mesa donde se encontraban Jorge Luis Memije, Rodrigo Ramírez justo, Benjamín Sandoval Melo, René Vargas Pineda y el luchador social, amigo personal de López Obrador, el profesor Eloy Cisneros Guillén. 

Con actitud humilde y fraternal, el ahora Presidente de la República se sentó en la silla presidencial forrada de terciopelo verde adornada de un águila dorada, conocida como "el águila del centenario de la independencia" e iniciamos la charlar donde se le explicó de manera resumida los grandes problemas que enfrenta Acapulco en lo económico, político y social. Adela Román resaltó el tema de la inseguridad y el déficit financiero del municipio a consecuencia de las deudas heredadas por anteriores administraciones, además a los adeudos que tiene la Capama con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el adeudo de ISR con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la deuda a largo plazo por un empréstito que solicitó Manuel Añorve a la banca comercial para hacer el paso Bicentenario que costó millones de pesos y que Luis Walton reestructuró y ahora a este gobierno le toca pagar la curva más alta de intereses.

Sin pensarlo dos veces, AMLO pidió a Laurita, su secretaria, que lo comunicara con Arturo Herrera, titular de Hacienda, "Arturo está aquí conmigo la presidenta municipal de Acapulco, te pido de favor que encuanto terminemos la reunión la recibas junto a su comitiva para que se le apoye en lo que más se pueda con los adeudos del municipio", instruyó el presidente al funcionario federal. En el tema de seguridad se comprometió a llevar en tres semanas una reunión en el puerto con el grupo de coordinación para la construcción de la paz con las dependencias encargadas de la seguridad de los tres órdenes de gobierno donde se afinaran detalles de la estrategia que se lleva a cabo. Además aprovechará para dar su mañanera a invitación de Adela Román Ocampo, posteriormente se trasladará a la Costa Chica donde realizará un recorrido.

En similitud con el gobierno municipal, López Obrador explicó lo endeudado que recibió la administración federal, "tuvimos que hacer un plan de austeridad", explicó y recomendó hacer lo mismo en el municipio. Se comprometió a apoyar a sus posibilidades y ordenó revisar varios temas que se le presentaron como la construcción de un hospital de tercer nivel e incluir a Guerrero dentro del polígono de desarrollo del sur sureste. Al final se congratuló por la visita y saludó con mucho afecto a su amigo de lucha, Eloy Cisneros Guillén, "es la primera vez que recibo aquí a un presidente municipal", dijo con franqueza, nos invitó a pasar a su oficina, que está contigua al salón de acuerdos, donde nos tomamos la foto del recuerdo y salir al pasillo para despedirnos.

En seguida bajamos a la oficina del secretario de Hacienda con el que nos entrevistamos por instrucción del presidente, detallamos la situación recibiendo respuestas favorables y se pactó una próxima reunión con la presencia de los titulares de CFE, Conagua y Banobras para destrabar la cuestión de los adeudos. Tres horas después salimos de Palacio Nacional, todos felices y contentos por la reunión exitosa que sin duda quedará en la historia de los que estuvimos ahí presentes. Gracias a la 4T bienes cosas buenas para Guerrero y para Acapulco.

Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.