Sexto Informe, como su sexenio: gris, muy gris


El gobierno del que dice que nos gobernó deja mucho que desear y es casi seguro que él será calificado como uno de los presidentes más impopular y corrupto, ganándole de calle a Vicente Fox y a Felipe de Jesús Calderón, que ya es mucho decir.

Sexto Informe, como su sexenio: gris, muy gris

Septiembre 17, 2018 20:01 hrs.
Política Nacional › México Estado de México
Arturo Trejo Villafuerte* › todotexcoco.com

UNO. Se puede decir que el que dice que nos gobernó, cerró con broche de oro su (des)gobierno, defendiendo sus logros (sic), sus Reformas Estructurales (sic) y muchos otros aportes que según él, le hizo al país y a los mexicanos. Lo que él pregona como aciertos de su gobierno, el grueso de la población no lo ve así –esos 30 millones de mexicanos que votaron por el cambio- y en forma de anuncios en periódicos y spots por los medios electrónico, nos quiere convencer de sus grandes logros, sus aciertos.
El informe que presentó ante representantes de las cámaras y empresarios, pecó de superficial y luego la nota de color, sin venir al caso, el hecho de de agradecer a sus esposa y a sus hijos que lo acompañaron en estos tiempos aciagos que les han tocado vivir (sic). Desde su zona de comfort y bienestar, algunas de sus hijas, finalmente acostumbradas a la frivolidad y la buena vida, soltaron teatralmente unas gruesas lágrimas de cocodrilo. Quienes fuimos testigos de estas escenas, no sabíamos si lloraban porque se les acaban los privilegios o porque de verdad se dieron cuenta del estado tan desastroso en que su padre deja al país.
Pero los números no le cuadran a EPN y se va con un caudal de cuestiones que no fueron solucionadas ni atendidas durante su gestión, ignorando olímpicamente que los 30 millones de votos a favor de Morena y en contra de su (des)gobierno, señalan con claridad que su gestión fue nefasta, por inepto y corrupto, y no necesariamente en ese orden.
La casa blanca, los 43 de Ayotzinapa, el nulo avance económico, la inseguridad y la violencia, los escándalos de sus amigos -los sobornos a Emilio Lozoya-, la ineficacia de la PGR y la ’verdad histórica’, los miles de muertos, desaparecidos y desplazados por los narcos y quienes combaten a los narcos, los socavones en las obras públicas, los 10 billones que deja como nueva deuda pública, el NAICM en el peor lugar de México, los trenes que no se han hecho –Toluca y Querétaro-, son algunos de los muchos asuntos que no se trabajaron con celeridad, que quedaron pendientes.
El gobierno del que dice que nos gobernó deja mucho que desear y es casi seguro que él será calificado como uno de los presidentes más impopular y corrupto, ganándole de calle a Vicente Fox y a Felipe de Jesús Calderón, que ya es mucho decir.
Pero no se puede negar que esto se lo ganó a pulso con todas las de la ley, porque sencillamente no hay nada de lo que pueda alardear y que haya sido benéfico para la Nación, el pueblo, la República. Un mérito suyo muy importante y acaso el único es que gracias a su candidato, José Antonio Meade, se acabó con esa fábrica de empresarios-políticos y políticos-empresarios llamada PRI.
Pero lo cierto es que el figurín de pastel de bodas, ha pasado sin pena ni gloria por el Ejecutivo.
DOS. Ya hemos soportado a los porros por mucho tiempo y son una lacra que debemos de extirpar, extinguir, porque no tienen razón de ser. En mis épocas de preparatoria, la 9 de la UNAM, los sufrí y padecí hasta que toda la escuela se enardeció y los corrimos. Los valientes porros que cuando andaban en bola nos golpeaban y asaltaban, cuando se tuvieron que enfrentar a toda la escuela, huyeron cobardemente y luego, además, tuvieron un enfrentamiento a tiros con los del MURO y ya nunca más se aparecieron por ahí. Qué bueno.
Cuando estaba en cuarto de prepa, me gané un premio literario en un concurso de cuento, fui a recibirlo a la Dirección General de Preparatoria a las calles de Justo Sierra, y cual sería mi sorpresa que, al entrar a las oficinas, ahí estaba el Coapa, el Ataulfo, el Alonso, el Morel y otros tantos porros de la Prepa 9 cómodamente instalados en los sillones y sofás de la Dirección General.
Se sospechaban que de ahí venían los dineros y la impunidad; al verlos ahí se comprobaba la teoría.
Ahora de nuevo vuelven a aparecer pero con tan mala pata que ahora sí es muy fácil identificarlos: hay fotos y videos. Pero algo pasa con la Procuraduría de Justicia de la CDMX, porque los dejan libres pese a todas las pruebas en su contra.
El Jefe de Gobierno dice que salieron porque no había demandas y la UNAM lo desmiente: dice que sí las hizo. Lo cierto es que apareció el nombre de un personaje siniestro –no puede ser de otro modo- ligado al PRD quien estaba dirigiendo a los porros, más los nombres del ex delegado de la Delegación Gustavo A. Madero, de apellido Lobo y su compañera de apellido Arias y de nombre Nora.
De ese siniestro personaje, existen fotos cuando está dando órdenes a los sujetos que agredieron a los estudiantes del CCH Azcapotzalco, y se dice que es sobrino o pariente de estos sujetos, por lo que de alguna forma ese sería su manto de impunidad, y además del PRD, partido al que pertenece Amieva y entonces ahí quedaría todo, según parece.
Por fortuna el Rector de la UNAM y AMLO han tomado cartas en el asunto y parece ser que, ahora sí, se acabará con esa lacra de sujetos que en su momento eran financiados por el PRI y Gobernación y algunas autoridades de la UNAM.
TRES. El presidente electo debe actuar con cautela y cuidado, sobre todo con los roces que se suscitan entre los auténticos Morenos y los advenedizos, pero dándole la razón a quien la tenga, para que se vea que existe imparcialidad y justicia.
En el arcón de Morena se han metido sujetos que nada más no deberían de estar ahí porque son nefastos y de cuidado.
Lo cierto es que el presidente electo está trabajando al 100 por ciento y logrando alianza y amarres que sus antecesores nunca intentaron siquiera hacer. Ojalá siga así.

——————————————————————————————

* Arturo Trejo Villafuerte nació en Ixmiquilpan, Hgo., en 1953. Es egresado de la FCPyS de la UNAM. Ha ocupado diversos cargos en instituciones culturales y ha sido editor de varias colecciones y revistas literarias. Sus más recientes títulos publicados son: De Neza York a Nueva York. From Neza York to New York. Una antología de poesía de la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York. A bilingual anthology of the poetry of Mexico City and New York City (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2015. 220 pp), Escobas de fuego. Historias de brujas, (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Amores chapingueros (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Respirando por la herida (Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2017. 94 pp.), Ret(r)azos (Cuadernos de Pasto verde, Orizaba, 2017. 34 pp.), incluido en La medusa dual. Antología bilingüe español portugués (Selección poética de Fernando Reyes Trinidad y traducción al portugués de Leo Goncalves (Ed. Cisnegro, México, 2017. 112 pp.) y Balbuceos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2018. 34 pp.). Actualmente es profesor investigador de la Universidad Autónoma Chapingo y miembro del IISEHMER de la misma institución. Colaborador asiduo de la revista Molino de Letras y todotexcoco.com.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.