¡Cosas Veredes, Chonito!

Shabat

Mario Andrés Campa Landeros

Shabat

Cultura

Febrero 11, 2020 14:24 hrs.
Cultura Nacional › México Ciudad de México
Mario Andrés Campa Landeros › diarioalmomento.com

’Los hijos de Israel guardarán
El sábado por pacto perpetuo’

Una señal en el tiempo.
No sabía, pero el sábado o Shabat comienza el viernes a la caída del sol y finaliza al anochecer del sábado. Es el cuarto mandamiento divino:
’Seis días se trabajará, más el séptimo será de descanso absoluto, consagrado al señor… Entre mí y los hijos de Israel ésta será la señal perpetua, porque en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra y en el séptimo descansó y reposó’.
Shabat significa descanso en hebreo.
Este día fue concebido para restaurar el poder creativo. El concepto de Shabat tiene sus orígenes en la Biblia. El observante del Shabat debe abstenerse de realizar todo trabajo para descansar moral y espiritualmente como parte del pacto entre el pueblo judío y Dios.
El judaísmo históricamente, fue la primera religión que proclamó la dignidad y sanidad del trabajo, rechazando la concepción que sostenía que toda labor era exclusiva del esclavo.
El descansar el séptimo día se evita que el trabajo sea considerado esclavizante. No importan cuán pobre o rechazado sea un hombre; el sábado lo dignifica y confiere el derecho ante Dios, igual que todos los hombres.
Durante siglos el Shabat fue el único día de descanso conocido. Con el paso del tiempo, otras culturas reconocieron su importancia e imitaron la práctica.
El concepto del Shabat fue una contribución revolucionaria. Frecuentemente, el cuidado del Shabat provocó hostilidades y generó rechazo y burlas en la época greco-romana. Ambas sociedades se proclamaba de ser civilizaciones avanzadas, pero estaban basadas en la esclavitud, por lo que se negaban a aceptar el descanso de sus esclavos y, por supuesto, de sus animales del campo.
El Shabat fue hecho para el hombre y no el hombre para el Shabat. Cada viernes, al anochecer, después de encender las velas de Shabat que simbolizan la fe y la esperanza, las familias judías se reúnen alrededor de la mesa, vistiendo sus mejores ropas, para celebrar una comida festiva y rezar sus oraciones. Durante el sábado acuden a la sinagoga a estudiar y leer los libros sagrados. Posteriormente regresan a sus hogares a convivir con la familia.
El descanso en domingo fue más revolucionario.
¡Cosas Veredes, Chonito!



Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.