Hannia Novell | guerrerohabla.com

Bitácora de guerra

Hannia Novell


¿Son tiempos de odio?

¿Son tiempos de odio?


Abril 21, 2019 16:51 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Hannia Novell › guerrerohabla.com


El presidente Andrés Manuel López Obrador no sólo se ha negado a emitir un mensaje público en el cual rechace toda agresión contra periodistas, sino que insiste en emitir declaraciones que descalifican, agravian y estigmatizan a la prensa.

Lejos de reconocer la importancia de una prensa libre en la democracia, como Jefe de Estado y desde Palacio Nacional legitima la violencia contra los medios: ’Ustedes no sólo son buenos periodistas, son prudentes, porque si ustedes se pasan, ya saben lo que sucede’.

Así, coloca en una posición de vulnerabilidad a los reporteros que pregunten, denuncien, señalen y realicen imputaciones probadas y objetivas.

¿El presidente López Obrador no puede ser cuestionado por los medios? ¿Ese es el mensaje? ¿AMLO avala que sus simpatizantes amenacen y fustiguen en las redes sociales a quienes lo critiquen? ¿Las víctimas del ciberespacio también serán amenazadas en sus espacios físicos, las redacciones, sus hogares o espacios de ocio?

El desprecio de López Obrador hacia los periodistas no es novedad. Desde que fue Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal tuvo un trato displicente y hosco con quienes manifestaban un ápice de crítica.

Las cosas se tornaron más complicadas durante el conflicto postelectoral de 2006 cuando el tabasqueño decidió bloquear Paseo de la Reforma. Las asambleas informativas vespertinas que el político encabezaba en el Zócalo se convirtieron en una pesadilla para los comunicadores, quienes eran víctimas de ofensas verbales y agresiones físicas. Los reporteros reprocharon a López Obrador el acoso de sus simpatizantes. Las quejas quedaron en eso, cayeron en el vacío.

Hoy, la historia se repite con un agravante: es el propio Presidente de la República quien aviva el conflicto y legitima la violencia contra los representantes de los medios de comunicación.

El líder máximo de la 4T convierte al Palacio Nacional en un púlpito desde el cual humilla y atropella a los reporteros y los llama periodistas fifí, ’chayoteros, fantoches, conservadores, sabelotodos, hipócritas y doble cara’.

El llamado de la selva es escuchado y desde las benditas redes sociales el reportero que se atrevió a cuestionar a AMLO, es fustigado.

En este ciclo pernicioso y peligrosamente repetitivo hay una variable que aparece cuando se trata de temas de alto impacto, para exacerbar el efecto de la polarización y atizar la volatilidad de una red de por sí llena de insultos.

Un solo tuit de personajes como Alejandro Solalinde (@padresolalinde), Beatriz Gutiérrez Müller (@BeatrizGMuller), Jesusa Rodríguez (@jesusardgz) o Paco Taibo 2 (@Taibo2) cumple el efecto de encender las redes y claro, desmarcar al líder de Morena del linchamiento contra el periodista o el medio de comunicación en turno y convertirlo en víctima.

Las agresiones contra periodistas y medios, a traves de las redes sociales, se multiplican. La situación es preocupante e insostenible, no sólo por el número de casos sino porque en estas campañas de intimidación y hostigamiento tienen, además de insultos, amenazas de muerte.

De por sí, el gremio periodístico en México está de luto. Es el país más peligroso para ejercer la libertad de expresión en toda América Latina. Sólo en el sexenio de Enrique Peña Nieto se documentaron 47 asesinatos y cuatro desapariciones de comunicadores, probablemente vinculados con su labor.

El presidente López Obrador está obligado a animar el debate plural y a desalentar la confrontación… antes de que sea demasiado tarde.

Publicado por Hannia Novell
Hannia Novell Periodista, reportera y conductora. Premio Nacional de periodismo por su cobertura en Irak y reconocida por el Foro Económico de Davos, como joven líder mundial.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.