Noé Mondragón Norato | guerrerohabla.com

Lectura Política

Noé Mondragón Norato


Sorpresas y ’acuerdos’ con el delito

Sorpresas y ’acuerdos’ con el delito


Abril 03, 2018 20:27 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

Negociación es la palabra clave. Desde luego, ceder es parte inherente a ella. Pero también exigir. Y desde esta perspectiva debe ubicarse la polémica declaración del obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, en el sentido de haber negociado una tregua con un grupo delictivo, para que ya no mate candidatos. El contexto en el que ocurre explica mucho de esa postura.
¿PACTOS CONFESABLES?- El obispo Salvador Rangel, arrastra con un agravio muy visible: el asesinato de los curas Germán Muñiz García e Iván Añorve Jaimes, ocurridos la madrugada del pasado 5 de febrero en la carretera federal Iguala-Taxco. Y su nula respuesta y aclaración de los mismos por parte de las autoridades estatales. De ahí se abre lo demás: 1.- El mensaje vendido por parte de la Iglesia, fue elocuente: su obispo pactaba por debajo de la mesa, con miembros de la delincuencia organizada, con el fin de intentar pacificar esta convulsa y violenta entidad. Algo que, en los hechos, el actual gobierno estatal declina hacer. Una y otra vez. Pero desde el punto de vista institucional, la del obispo católico resultó una postura cuestionable. Y por eso se entiende que el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, la acotara de inmediato señalando que ’el gobierno mexicano no negocia la aplicación de la Ley, no es un tema dubitativo, las leyes se acatan y se cumplen’. El punto es que ninguna Ley alcanza al delito, que se convierte y alienta la impunidad. Y si el gobierno federal no ha hecho nada al respecto, el estatal se ha quedado paralizado ante las constantes incursiones armadas y violentas de grupos criminales y delincuentes. Con su cauda funesta que crece en las estadísticas. 2.- Sentarse a negociar con un solo grupo delictivo una paz efímera y solo para determinado territorio, entraña que las demás organizaciones criminales no estén de acuerdo. Y solo por la simple exclusión del mismo, puedan desatar una escalada de violencia aun peor. Desde esta perspectiva, la presumible reunión del obispo Rangel Mendoza, con un líder delictivo, se caería ante el peso de las evidencias que apuntarían hacia esa discordia inevitable. Pero se entiende: la diócesis Chilpancingo-Chilapa, está desesperada ante la visible ineficacia proyectada recurrentemente, por la Fiscalía General del Estado (FGE), para resolver el doble crimen sacerdotal de febrero. Y eso podría explicar también, el enmudecimiento gubernamental ante esta embestida mediática del clero. 3.- Uno de los personajes que quiso ’colgarse’ de los reflectores mediáticos buscados con afán por el obispo Rangel Mendoza, fue el rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán. Admitió que estaría dispuesto a reunirse con integrantes de la delincuencia ’si el gobierno se lo pide de manera institucional’ para que no sigan asesinando a estudiantes. Y esa postura mete mucho ruido. Porque del cura Rangel Mendoza, se entiende su acercamiento con algunos miembros de ciertos grupos delictivos por su labor pastoral. Pero en el caso del rector, Saldaña Almazán, éste tendría que explicar de entrada, si conoce y tiene algún tipo de acercamiento con grupos delictivos. Porque al solicitar autorización ’institucional’, por parte del gobierno presidido por Héctor Astudillo, se infiere que así es. Es decir, admitió esa relación de acercamientos. Y ese pequeño detalle podría meterlo en un problema de altos decibeles no solo con el gobierno estatal, sino con las autoridades educativas federales. Porque su ’postura institucional’ no consiste en ’ofrecerse’ para mediar con grupos delictivos, sino fustigar y demandar al gobierno estatal, más y mayor eficacia en materia de seguridad pública. A Saldaña Almazán, infortunadamente, le salió el tiro por la culata.
HOJEADAS DE PÁGINAS…El arribo de Tulio Samuel Pérez Calvo, como secretario de Finanzas, confirmó que el gobernador Héctor Astudillo Flores, es partidario ferviente de la cultura del nepotismo que tanto y tan continuamente, criticó del ex gobernador perredista, Ángel Aguirre Rivero. Escupió hacia arriba…

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.