Todo pinta mal para la democracia y para el país


José Antonio Meade puede que sea doctor y puede que sepa mucho, pero sencillamente no proyecta nada.

Todo pinta mal para la democracia y para el país

Mayo 03, 2018 20:44 hrs.
Política Nacional › México Estado de México
Arturo Trejo Villafuerte* › todotexcoco.com

UNO. Lo gris no se quita con clarasol. José Antonio Meade puede que sea doctor y puede que sepa mucho, pero sencillamente no proyecta nada. Sus discursos son planos, y lo señala en ellos no es creíble porque él representa al PRI, un partido que estuvo casi 70 años en el poder, haciendo muchas cosas buenas pero también muchas pésimas. Como candidato ciudadano del PRI, se asume como priísta y quiere realizar cosas que el PRI tuvo mucho tiempo para hacerlo. Siendo hechura de un sujeto frívolo e ineficaz, EPN, no podría ser más flojo y torcido el producto. Por eso le ponen ahora a un priísta de viejo cuño, con un muestrario de mañas bajo la manga que tratará de hacer que crezca: ’Lo que natura no da, no lo proporciona Salamanca’.

Mientras no tome distancia de quien lo puso ahí, nada más no avanzará y seguirá estancado. Además su lenguaje belicoso -’vamos a ganar esta batalla’, dice-, no le queda: se enfrenta a adversario pero no a enemigos, todos somos mexicanos, hasta lo que no pensamos como él. Y ahí reside el problema: si no piensan como yo están contra mí.

Entonces Meade que nunca ha sido candidato a nada, que no sabe lo que es el voto popular, que ha sido burócrata gris toda su vida, ahora piensa que por decreto de quien dice que nos gobierna, logrará las alturas y los votos. Ya no hay el partido aplanadora, aunque sí las trampas y chapuzas canónicas que sabe hacer muy bien el PRI y sus mapaches.

DOS. Otro que no canta mal las rancheras y que se está perdiendo en sus propias contradicciones es el joven de los moches, el que realiza negocios millonarios y que estaba señalado por la PGR -parece chiste-, como parte de una investigación. Dice que no pero sí y recicla el discurso de otro fanfarrón llamado Vicente Fox, quien sí hizo uso del voto útil y ganó ampliamente, pero eran otros tiempos y ese caudal político nunca lo utilizó para bien y ya lo hemos dicho aquí: Fox cuando quería hacer el bien al pueblo lo hacía muy mal y cuando quería hacerle daño al pueblo lo hacía muy bien.

Dice, agita, señala, promete y creemos que todo se queda en un discurso demagógico e inflado que tiene como finalidad ganar votos de quienes están indecisos. Pero no hay nada atrás, todo es huero, vacío, porque igual él no sabe lo que es el voto popular y nunca ha gobernado nada.

TRES. Los dos tramposos que responden al nombre de Margarita Zavala -ah, que tono de voz tan horrible tiene esa mujer, parece tepiteña pero más tepiteña, claro, sin ofender a los pobladores del barrio bravo que así hablan, pero ella no es de ahí y por lo tanto su dicción debería de ser clara y no cantadita; y claro, el mocha manos llamado ’El bronco’ o ’el pony’, quien es como un chiste de cantina cuando ya llevamos más de tres alcoholes en la venas. Ambos no tienen nada qué hacer en la contienda y están ahí para quitar votos a AMLO, ser comparsas para que se pueda decir que hay democracia, aunque sus antecedentes tramposos no es buena recomendación, y en el caso de la señora Zavala, su cónyuge es la peor recomendación posible, una auténtica lápida que no se quitará con nada. Es una especie de Pípila al revés: está para hacer la mala obra.

CUATRO
AMLO debe de ser cauto y prudente, porque los interese en juego son muchos y éstos puede llegar has el asesinato, sin exagerar. Obregón, para conservar el poder, asesinó a su cuñado, el general Francisco Serrano, y él era muy inteligente y astuto, casi o al mismo nivel que quien está ahora atrás de muchos de estos movimientos de ’Política Ficción’: Carlos Salinas de Gortari.
Este sujeto, auténtico mafioso a quien no le podemos negar la inteligencia, es capaz de todo con tal de que no se le caigan sus valiosísimos negocios de todo tipo.

Tiene gente suya en todas partes y sigue la técnica de los guerrilleros Tupamaros: primero y hasta arriba está él, luego hay dos, luego cuatro, luego ocho, luego 16, abajo 32 y luego 64, todos trabajando para él y sus allegados.

Estoy seguro que los libros de este mafioso son: ’El arte de la guerra’ de Tzun Tsu; ’El príncipe’ de Nicolás Maquiavelo; y, claro, ’El padrino’ de Mario Puzo. Ahí está su formación mafiosa y estructural de cómo se maneja el poder.

Por eso Meade no sube: porque no lo dejan, no es candidato idóneo ni señalado por los mafiosos, sino por el disminuido EPN, quien no tiene ideas propias y por eso necesita un vocero.’El presidente quiso decir...’ Sabe que es sólo un figurín, un ornamento, el muñequito del pastel.

Pero Salinas mueve sus fichas con inteligencia y soltura, él sabe lo que está haciendo y lo hace muy bien, por lo que es sumamente peligroso. Ya tiene casi 40 años haciéndolo y, si se puede, lo seguirá haciendo.

Él es el auténtico peligro para México y los mexicanos, él es quien domina al país a través de muchos políticos y empresarios. Y eso no es ’Política Ficción’, como a él le gusta pregonar, sino la más cruenta realidad que afecta enormemente al país, a la nación y al futuro de México. El neoliberalismo que impuso ha sido un mal social y económico que nos ha metido en un hoyo difícil de remontar. La pobreza de todos nosotros es el esplendor de unos cuantos. El neoliberalismo privilegia al capital y no al trabajo, que finalmente es que genera la riqueza de las naciones.

Más de lo mismo es acabar con un país al que le ha costado mucha sangre para ser independiente y próspero. La Independencia, la Reforma y la Revolución no deben de ser actos inútiles sino una sabia advertencia de que podemos ser mejores, sin derramar la sangre de los nuestros. Los que sabemos de historia, los que sabemos de lo que ha sido la Patria escarnecida, debemos de votar un cambio que sea radical pero para el bien de todos. Debemos de votar ’Por ya saben quien’ sin ninguna duda.

Todo pinta mal para los mexicanos, pero tenemos la capacidad de hacer que las cosas cambien. Votemos con plena conciencia de que lo podemos lograr: ya no más de lo mismo.

———————————————————————————————


* Arturo Trejo Villafuerte (Ixmiquilpan, Hgo., 1953) es egresado de la FCPyS de la UNAM. Sus más recientes títulos publicados son: De Neza York a Nueva York. From Neza York to New York. Una antología de poesía de la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York. A bilingual anthology of the poetry of Mexico City and New York City (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2015. 220 pp), Escobas de fuego (Historias de brujas), (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Amores chapingueros (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Ret(r)azos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2017. 34 pp.), Respirando por la herida (Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2017. 94 pp.), incluido en La medusa dual. Antología bilingüe español portugués (Selección poética de Fernando Reyes Trinidad y traducción al portugués de Leo Goncalves (Ed. Cisnegro, México, 2017. 112 pp.) y Balbuceos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2018. 34 pp.). Ha ocupado diversos cargos en instituciones culturales y universitarias, además de ser editor de varias colecciones literarias. Actualmente es profesor investigador de la Universidad Autónoma Chapingo y miembro del IISEHMER de la misma institución. Colaborador asiduo de la revista Molino de Letras y todotexcoco.com.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.