.

UAGro y sus Sindicatos

Leoncio Castrejón Salgado

UAGro y sus Sindicatos

Periodismo

Julio 30, 2020 21:30 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Leoncio Castrejón Salgado › guerrerohabla.com

En plena crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19, la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) atraviesa por una situación de cobranza fiscal por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través del Sistema de Administración Tributario (SAT).
Sin consideraciones para los trabajadores universitarios, la autoridad fiscal federal, emplazó a la máxima casa de estudios a timbrar la nómina de los trabajadores universitarios en el rublo de las exiguas y raquíticas prestaciones que perciben sus trabajadores, mismas que han conseguido y conquistado a través de los años y de prolongadas, intensas y combativas luchas que las generaciones de trabajadores han heredado, defendido y conservado. Sin embargo, la disposición ha llegado en mal momento para los miles de trabajadores universitarios, y habrá de enfrentarla.
Con los años, y por negociaciones con la autoridad fiscal en turno, - porque las circunstancias lo facilitaban y permitían - la UAGro había librado tal ejecución fiscal a sus trabajadores.
Sin embargo, la nueva administración federal arguye y pregona una falsa austeridad en todas las esferas del gasto e inversión. Y que por cierto, la UAGro fue una de las primeras universidades públicas en acatar de manera puntual e institucional, el ordenamiento mandatado desde el ejecutivo federal.
Los trabajadores universitarios nunca se han negado al pago de sus impuestos, la prueba más fehaciente es que lo cubren en su salario base. Ahora lo que lastima su economía, es el timbrado a la percepción en prestaciones, mismas que en comparación a otras instituciones educativas del estado y del país, dan pena ajena.
Las circunstancias por las que atraviesa la universidad no son en sí, pretender evadir o negarse a pagar sus impuestos, el gran problema surge en las condiciones y circunstancias de crisis sanitaria que vive el país y, particularmente en Guerrero, los universitarios.

Mal momento para emplazar al pago que por ley se debe cubrir. Mal momento porque, quienes emplazan amparándose en la ley fiscal, no consideran ni valoran, que son los momentos menos adecuados, convenientes y oportunos. Y menos en el caso de la UAGro. Las razones son más que obvias.
Lo que enrarece el clima de inconformidad por naturaleza de los trabajadores universitarios, es que unos cuantos universitarios que han perdido sus privilegios y canonjías, aunado a sus pretensiones de intereses estrictamente políticos, echan gasolina al fuego, en lugar de enfocar sus frustraciones, miedos y fobias, además de resentimiento y rencores con la vida misma, deberían no pedir, sino ¡exigir, sí, exigir! a quienes realmente deciden el timbrado a sus prestaciones como trabajadores.

Sin embargo, es más que obvio, ’su lucha’ la dirigen de manera intencional y perversa al lugar equivocado: en contra de la Administración Central de la Universidad. Cuando ellos bien saben que quien gobierna actualmente el país- y que por cierto son afines y defensores a ultranza – de manera errónea conducen al país a la banca rota y sin saber qué hacer con la crisis sanitaria que padecemos.

¡¡ En contra de ellos que dirijan sus exigencias, si es que realmente quieren que las cosas cambien y mejoren para los trabajadores universitarios!!

Ya se les quisiera ver en las calles, gritando y exigiendo al ejecutivo federal, a la SHCP y representantes populares –senadores y diputadores federales - que no sigan recortando los presupuestos a las prioridades del país como es el caso de la educación.

El rector Javier Saldaña Almazán, ha sido claro y puntual. Ha marcado la ruta que la comunidad universitaria le ha trazado, continuar trabajando en la razón de ser de la universidad: las funciones sustantivas y adjetivas, y sin faltar, la atención a las necesidades que le requieren y demandan los sindicatos universitarios.
Tan es su interés y prioridad el asunto del timbrado que afecta a los trabajadores universitarios, que hace dos días anunció a la comunidad universitaria buenas nuevas. La gestoría junto con las dirigencias sindicales, un recurso que permitirá mitigar, los estragos que el SAT provoca en mal momento.
Y para quienes intentan llevar a agua a su molino sin mover un solo dedo en la gestoría, pero sí critican y señalan, han quedado exhibidos de las pretensiones reales. Generar inconformidad y dividir a los universitarios a costilla de una situación meramente fiscal y que no es la Administración Central de la UAGro, la responsable de lo que está pasando.
Es en las esferas federales que no tienen rumbo ni oficio de conducir un país como el nuestro. ¡¡A ellos hay que exigir y reclamar!! Entonces y solo entonces, estaremos viendo, la incorporación de miles de estudiantes, a la justa lucha.
Finalmente se percibe que en esta situación, el rector de la máxima casa de estudios en Guerrero, es quien ha salido más que fortalecido, con cientos de firmas de apoyo y solidaridad de la representatividad formal universitaria.

Mientras tanto… ¡¡ Que tenga usted, un excelente fin de semana!!


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.