Ramón Zurita Sahagún | guerrerohabla.com

De Frente y de Perfil

Ramón Zurita Sahagún


Yucatán, el último reducto

Yucatán, el último reducto


Abril 26, 2018 20:18 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Ramón Zurita Sahagún › guerrerohabla.com

Yucatán aparece como el último reducto priista, ya que resulta ser el único estado donde el partido tricolor muestra posibilidades de triunfar el próximo primero de julio.

Siendo una entidad conservadora, donde Acción Nacional obtuvo su primer triunfo en la capital de un estado, los panistas ganaron solamente en una ocasión el gobierno estatal.

Curioso resulta ser que Mérida es un ayuntamiento en el que el 80 por ciento de los doce últimos trienios ha sido gobernador por alcaldes de extracción panista, pero solamente Patricio Patrón Laviada ganó el gobierno estatal, portando los colores blanquiazules.

Antes y después de ello, los priistas han dominado a nivel estatal y en esta ocasión se consideró la mesa puesta para otro triunfo panista.

Mauricio Vila Dosal, alcalde con licencia de Mérida compite como abanderado del PAN e inició como favorito, aunque a poco más de veinte días de iniciada la campaña sus bonos han descendido, mientras que el priista Mauricio Sahuí Rivero va remontando en las preferencias electorales.

Las más recientes encuestas marcan tendencias favorable para el priista, el que alcanza hasta 40 puntos sobre poco menos de 30 de su tocayo panista.

Y es que la competencia entre los Mauricios parece irse decantando a favor del priista, a quien favorece el hecho de que Joaquín Díaz Mena, ex panista compite con los colores de MORENA.

El Guacho, como es conocido Díaz Mena renunció al PAN, partido por el que compitió hace seis años como candidato a gobernador, después de que fue borrado del primer lugar de la fórmula panista al Senado de la República.

La popularidad del ex panista le permite posicionar al Movimiento de Regeneración Nacional con cerca del 15 por ciento de las preferencias electorales, de acuerdo con sondeos recientes.

Uno de los grandes temas que influyen en las preferencias de los electores yucatecos es el arraigo de sus autoridades y en el caso del panista le pega el hecho de no ser nativo del estado, al que llegó niño.

Por el contrario, Sahuí Rivero es nacido en la entidad y su carrera política la consolidó en la entidad, con excepción de tres años en que fungió como diputado federal por el mismo estado.

En el priista y sus seguidores radica salvar al partido tricolor de irse en blanco, ya que en las restantes ocho entidades en la que se elegirán gobernantes, los números no parecen dárseles.

La competencia electoral no parece favorecer a los priistas ni en lo federal, ni en lo estatal, con excepción del caso de Yucatán.

Desde que ocurrió la primera alternancia en una entidad, en el lejano 1989, en Baja California, la mayoría de los estados vivió la alternancia, correspondiendo a Yucatán en 2001, cuando los priistas y su entonces candidato, Orlando Paredes Lara, fueron vencidos por el PAN y su abanderado Patricio Patrón Laviada, por un margen de ocho puntos.

26 ayuntamientos y la mayoría en el Congreso local favorecieron al PAN, en lo que fue catalogada como una catástrofe para los tricolores.

Seis años después, Ivonne Aracely Ortega Pacheco devolvió el gobierno estatal a los priistas, venciendo en las urnas al panista Xavier Abreu Sierra con una ventaja de siete puntos porcentuales.

Le siguió el actual gobernador, Rolando Zapata Bello, quien hizo lo propio y ganó los comicios con amplia ventaja de nueve puntos sobre el ahora candidato a gobernador de MORENA, Joaquín Díaz Mena, quien compitió hace seis años como abanderado de Acción Nacional.

En Yucatán la competencia siempre se ha dado entre tricolores y blanquiazules, con comicios cerrados, aunque en esta ocasión pareciera ser que la brecha se va ahondando, favoreciendo al tricolor.

Contrario a ello, en el resto de los estados que elegirán gobernador en la misma jornada en que se definirá al Presidente da la República, las cosas se presentan sumamente nebulosas para el priismo.

En la Ciudad de México, Tabasco, Guanajuato, Puebla y Veracruz, sus posibilidades de ganar son sumamente escasas.

En Jalisco y Morelos, se ha venido posicionando, aunque lejano todavía del puntero.

Enrique Alfaro, de Movimiento Ciudadano, encabeza las preferencias en todo tipo de sondeos, levantados en Jalisco, mientras que el priista Miguel Castro se mantiene en un alejado segundo lugar, mismo caso que en Morelos, donde Jorge Meade se afianza al segundo lugar, pero distante del candidato de MORENA, Cuauhtémoc Blanco.

Tabasco y Ciudad de México establece la competencia entre priistas y el Frente opositor, situando en tercer lugar, no lejano del segundo a la priista Georgina Trujillo y al abanderado del PRI en CDMX, Mikel Arriola, pero a más de 20 puntos de los punteros Adán Augusto López y Claudia Sheinbaum.

En Puebla, los momios establecen una cerrada lucha entre los candidatos de MORENA y del Frente Opositor, dejando al priista Enrique Doger muy lejano de la contienda.

Chiapas mantiene un hálito en los priistas, con su candidato Roberto Borge, aunque muy lejano (20 puntos) del puntero, Rutilio Cruz Escandón.

En Guanajuato y Veracruz, el PRI se encuentra totalmente desdibujado, ya que en el primero el panista Diego Sinhué Rivero arrasa en todas las encuestas y en el segundo el panista Miguel Ángel Yunes Márquez (hijo del actual gobernador) sostiene un dura lucha con el abanderado de MORENA, Cuitláhuac García Jiménez, quien perdió en las urnas hace dos años, cuando compitió con el actual gobernador Miguel Ángel Yunes Linares. En ambos estados, los priistas Gerardo Sánchez y José Yunes Zorrilla, no obtienen buenos augurios.



Email; ramonzurita44@hotmail.com

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.