Por Efraín Flores Iglesias | guerrerohabla.com

Contexto Político

Por Efraín Flores Iglesias


Zeferino y los ’come mierda’

Zeferino y los ’come mierda’


Abril 24, 2018 19:01 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Por Efraín Flores Iglesias › guerrerohabla.com

A falta de cuadros para contender por Presidencias Municipales y distritos electorales, los dirigentes del Partido del Trabajo (PT) no les importan arropar y dar candidaturas a personajes ingratos y desvinculados con la izquierda.
Para ellos, lo más importante de todo es sacar los votos necesarios para conservar el registro y seguir pegados a las jugosas prerrogativas que reciben cada mes del Instituto Nacional Electoral (INE) y del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC).
El PT se considera un instituto político de izquierda. Alberto Anaya Gutiérrez, su líder nacional, es admirador del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, y del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
Cuando así le conviene, don Alberto Anaya apoya a candidatos del PRI, del PRD y Morena.
En 2015 no quiso aliarse con el partido de Andrés Manuel López Obrador para respaldar a Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, candidato a la gubernatura de Guerrero. Prefirió aliarse con Beatriz Mojica Morga, abanderada del PRD.
Victoriano Wences Real, su representante en Guerrero, no canta mal las rancheras. Hace lo que quiere con el PT, a tal grado de que los dos únicos diputados locales que tenía en la LXI Legislatura se fueron el año pasado a otros partidos políticos, ya que denunciaron imposiciones y exclusión de la dirigencia estatal.
Desde luego que no se fueron solos. También renunciaron un alcalde, síndicos, regidores y dirigentes municipales.
Victoriano Huerta (digo, Wences), al igual que su gurú Alberto Anaya, son unos incongruentes. No les importa la militancia de su partido.
En Acapulco y en clara rebeldía a Morena, decidieron postular en un primer momento al ex priista Marco Antonio Terán Porcayo como su candidato a la Presidencia Municipal, pero este lunes 23 cambiaron de opinión y anunciaron que su gallo será el ex gobernador Zeferino Torreblanca Galindo.
Sí, el mismo que un día tachó a los dirigentes del PRD de ’come mierda’. ¿Y saben por qué? Resulta que don Zeferino le molestó que sus otrora compañeros de partido hayan postulado a Ángel Aguirre como candidato de los partidos de izquierda a la gubernatura en 2011.
Curiosamente a los que llamó ’come mierda’ apoyan a López Obrador para la Presidencia de la República.
El PT y el Partido Encuentro Social (PES) van en coalición con Morena en la elección federal (presidente, senadores y diputados federales), pero don Victoriano quería ser candidato a la Alcaldía de Tlapa a través de una gran alianza, y al no lograr el respaldo del partido de AMLO, optó que el PT se iría por la libre.
En Acapulco Morena lleva como candidata a la magistrada con licencia del Tribunal Superior de Justicia, Adela Román Ocampo, con quien Zeferino Torreblanca mantiene una rivalidad política que se remonta al año 2002 cuando la abogada era síndica procuradora en la administración de Alberto López Rosas.
Zeferino ya fue alcalde de Acapulco (1999-2002) luego de tres intentos. Y eso se lo debe al PRD.
Durante el trienio que le tocó gobernar a los acapulqueños, Zeferino solamente les otorgó a sus aliados del PRD la Dirección de Panteones. Pero eso poco importó a la dirigencia estatal perredista.
En 2003 después de concluir su mandato llegó por segunda ocasión a la Cámara de Diputados por el principio de representación proporcional (pluri), posición que utilizó para promoverse como aspirante a la gubernatura de la entidad. Y otra vez los perredistas apoyándolo.
El 6 de febrero de 2005 ganó la elección de gobernador. La izquierda feliz y esperanzada de que esta vez tendría cabida en el gobierno del empresario. ¡Y nada! Nuevamente los mandó a volar lejos.
Como gobernador hizo equipo con priistas y panistas, y utilizó a algunos dirigentes perredistas para lograr candidaturas.
Sebastián de la Rosa Peláez y Misael Medrano Baza, por ejemplo, llegaron a la dirigencia estatal del PRD gracias a su apoyo y durante un buen tiempo fueron súbditos suyos. Ahora dichos personajes promueven a López Obrador.
En 2010 quiso imponer a Armando Ríos Piter como candidato del PRD a la gubernatura, pero la mayoría de las corrientes perredistas se opusieron. ¡Y cómo no! Tenían un nuevo amo: Ángel Aguirre Rivero.
Por eso les llamó ’come mierda’.
En 2015 reapareció como candidato del PAN a la Presidencia Municipal de Acapulco, pero perdió ante el perredista Evodio Velázquez Aguirre.
Zeferino Torreblanca tiene hambre de poder. No se conformó con los tres años que fue alcalde, los seis como mandatario de la entidad, ni los dos periodos que cobró como diputado federal.
Tal vez logre más votos que Adela Román o que ésta decline a su favor. Todo es probable en política.
Además, AMLO ya se acostumbró reciclar a personajes cuestionados.
El PT sólo es un instrumento de las ambiciones del ex gobernador.
Para Victoriano Wences no hay problema, ya que entre más votos obtenga su partido, su esposa Leticia Mosso Hernández se encamina para ocupar una curul en la LXII Legislatura local.
Pero al rato que no se quejen que don Zefe les llame ’come mierda’. Es cuanto.
Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.